Una persona del sexo masculino terminó con su existencia por medio de la suspensión en el interior de lo que fue su última morada, en calles del fraccionamiento IV Centenario.
Los cuerpos de emergencia se movilizaron cuando, alrededor de las 10:32 horas del pasado jueves, atendieron un reporte en el que manifestaban que, dentro de una vivienda ubicada sobre la calle Retorno Jesús Terán, había sido localizada una persona suspendida en una de las habitaciones. Por lo anterior, elementos Municipales y paramédicos se trasladaron en cuanto antes al punto señalado, donde, al llegar, una mujer precisó que, tras arribar al domicilio, encontró a su hermano suspendido de un tubo del clóset, utilizando para ello un cinturón en color negro, el cual amarró un extremo al objeto fijo y el otro a su cuello.
Al ser valorado por los técnicos en urgencias médicas, lamentablemente estos confirmaron que ya no contaba con signos vitales. El occiso respondía al nombre de Simón Agustín, de 41 años de edad.
Por consecuencia, al lugar acudió personal del Servicio Médico Forense, quien se encargó de levantar el cuerpo para practicarle la necropsia de ley.

¡Participa con tu opinión!