Una persona de sexo masculino puso fin a su existencia al interior de su último domicilio, ubicado en calles del fraccionamiento El Dorado. Fue su propia madre la que encontró suspendido a su hijo, quien a pesar de solicitar la presencia de paramédicos, nada se pudo hacer para evitar la tragedia.
Minutos después de las 06:00 horas de ayer, se atendió el reporte en el que solicitaban la presencia de los socorristas, toda vez que al interior de una vivienda ubicada sobre la calle Córdoba, se encontraba una persona inconsciente. De esa manera, elementos de la Policía Municipal y paramédicos de la Cruz Roja, se trasladaron cuanto antes al lugar de los hechos. Al llegar, fueron informados por una mujer de nombre Emma, de 57 años de edad, que había encontrado a su hijo suspendido de una estructura. La persona, al ser descolgada y valorada por técnicos en urgencias médicas, únicamente se pudo confirmar la ausencia de signos vitales, de quien en vida respondía al nombre de Alberto, de 38 años de edad.
Finalmente, al lugar acudió personal de la Dirección General de Investigación Pericial, quienes se hicieron cargo del levantamiento de indicios y el posterior traslado del cuerpo sin vida al Servicio Médico Forense para practicarle la necropsia de ley.