Durante una serie de cateos que llevaron a cabo agentes del Grupo Localización de Vehículos de la PDI en el Rancho San Martín, que se ubica en la ciudad de Aguascalientes, se hizo el aseguramiento de dinero en efectivo, droga y dos pistolas tipo escuadra. No hubo personas detenidas.
La Fiscalía General del Estado dio a conocer que gracias a la información que proporcionó una persona que había sido detenida por el robo de un vehículo, los agentes del Grupo Localización de Vehículos de la PDI lograron conocer que en el poblado Rancho San Martín, que se ubica en el municipio de Aguascalientes, compraban vehículos robados para posteriormente desmantelarlos y vender las auto partes.
Asimismo, el sospechoso reveló que en dichos lugares también se realizaban actividades de venta y distribución de drogas.
Luego de trabajos de investigación de campo que llevaron a cabo los agentes de la PDI, el agente del Ministerio Público de la Unidad de Combate al Robo de Vehículos de la Fiscalía de Investigación Especializada de la FDI, solicitó ante un juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial una orden de cateo.
El domingo pasado, los agentes del Grupo Localización de Vehículos de la PDI, catearon dos fincas ubicadas en la calle Lienzo.
En el primer domicilio, se aseguró una pistola calibre .38 Súper, además de 9 envoltorios conteniendo metanfetamina.
Mientras que en la segunda propiedad, se hizo el decomiso de otra pistola calibre .25 mm envoltorios con 15 gramos de metanfetamina y 3 mil 160 pesos en efectivo, en billetes de diferentes denominaciones.