José de Jesús López de Lara

Con huellas de tortura y asfixiado, fue localizado el cadáver de un hombre que fue ejecutado en el poblado de Norias de Ojocaliente.
El macabro hallazgo se realizó el lunes a las 05:36 de la mañana, en un terreno baldío que se ubica en la calle Esmeralda y esquina con la calle Diamante, cerca de un arroyo.
La víctima estaba envuelta con una colchoneta a cuadros en colores verde, blanco y rojo, perfectamente amarrada con un lazo de plástico color gris.
Un habitante de la zona que se dirigía a la parada del camión encontró el cadáver “encobijado”, por lo que, de inmediato, lo reportó al número de emergencias 911.
Al lugar de los hechos, acudieron policías preventivos del Destacamento Terán Sur”, además del Grupo Canino K9 de la SSPM y la ambulancia UE-58 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, además de una patrulla del Ejército Mexicano y agentes de la FGE.
Se estableció que el hombre, que hasta el momento no ha sido identificado, aparenta una edad de entre 30 y 35 años. Presentaba huellas de tortura y un fuerte golpe en la cabeza que le provocó un traumatismo craneoencefálico severo, además de que se estableció que murió de asfixia por estrangulamiento.
Por los indicios encontrados, todo hace presumir que el cadáver fue “sembrado” en ese lugar.
Mientras militares y policías preventivos brindaban seguridad perimetral, agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales realizaron las investigaciones correspondientes.