Ya se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes” los cuatro peligrosos asaltantes que fueron detenidos la semana pasada por policías estatales, mediante un operativo en el estacionamiento de la Plaza Comercial “Velaria Mall”.
Se trata de quienes fueron identificados como Francisco Felipe, de 41 años; Mauricio, de 27 años; Francisco, de 49 años y Jonathan Alejandro, de 25 años; todos ellos originarios de la ciudad de León, Guanajuato. Fueron recapturados por agentes del Grupo Mandamientos Judiciales de la PME, en cumplimiento a una orden de aprehensión girada en su contra por el delito de robo calificado con violencia.
Mediante trabajos de inteligencia realizados por policías estatales, se identificó a una banda dedicada al asalto a cuenta-habientes y que había dado varios “golpes” en Aguascalientes.
El pasado jueves fueron ubicados en la Plaza Comercial “Velaria Mall” donde pretendían consumar otro atraco más. Sin embargo, los policías estatales encabezados por el secretario de Seguridad Pública del Estado, comisario Porfirio Javier Sánchez Mendoza, implementaron un operativo y lograron la captura de cuatro hampones.
Otros dos sospechosos, un hombre y una mujer que estaban en el interior de una sucursal bancaria y eran los encargados de “poner” a las víctimas, lograron escapar. A los sospechosos les aseguraron un coche Chevrolet Beat, color rojo; una camioneta Chevrolet Silverado pick up, color blanco y un automóvil VW Jetta, color arena, todos ellos con placas de circulación de Guanajuato.
Asimismo, les aseguraron seis envoltorios con metanfetamina, un envoltorio con marihuana y una pistola tipo escuadra, por lo que fueron puestos a disposición de la Unidad de Combate al Narcomenudeo de la FGE y se les imputó ante un juez de Control por el delito contra la salud.
Asimismo, a uno de ellos también se le imputó el delito de portación de arma de fuego, por parte de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes. Sin embargo, por dichos delitos lograron la suspensión de vinculación a proceso y fueron dejados en libertad, aunque agentes de la PME los recapturaron al cumplimentarles la orden de aprehensión que les fue girada por el delito de robo calificado, ya que están relacionados en un asalto a un cuentahabiente.