Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno federal propone meter el acelerador en materia de recursos a uno de sus proyectos más importantes en 2022: el Tren Maya.
Para 2022 pretende le sean asignados 62 mil 942 millones de pesos del Presupuesto federal para garantizar la continuidad de su construcción, lo que implicaría 66.6 por ciento más real frente a lo aprobado para 2021.
“El Tren Maya constituye una de las prioridades del Gobierno de México y representa la propuesta más importante de infraestructura turística y de transporte para llevar bienestar a la región sur-sureste”, resalta el documento que forma parte del Paquete Económico 2022 entregado ayer al Congreso por la Secretaría de Hacienda.
En tanto para su otro megaproyecto, la refinería de Dos Bocas, habrá una ligera reducción de 4.4 por ciento, al pasar de 46 mil 897 millones en 2021 a 45 mil millones en 2022.
El Tren Interurbano México-Toluca, que deberá ser concluido en 2023, también recibirá 3.9 por ciento menos.
Para el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, no están previstos recursos para construcción, ya que proyectan que inicie operaciones en marzo próximo.
No obstante, sí se proponen 419 millones 449 mil pesos administrarlo y mil 658 millones de pesos para ampliar el Tren Suburbano de la estación Lechería a Jaltocan, con el cual pretenden conectarlo a la CDMX.
Para el Programa Integral del Istmo de Tehuantepec, que considera modernizar los puertos de Coatzacoalcos, en Veracruz, Salina Cruz, en Oaxaca, y el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, solicitaron 10 mil millones de pesos.