Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las tareas asignadas las Fuerzas Armadas en esta Administración siguen en aumento.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que los equipos y el personal de las Secretarías de Defensa y Marina participarán en la distribución de los medicamentos que estarán disponibles, a partir de hoy, en la superfarmacia ubicada en Huehuetoca, Estado de México.
Tras confirmar que la empresa pública Birmex estará al frente de la operación del almacén, el Mandatario adelantó que contará con apoyo terrestre y aéreo para la entrega de las medicinas en clínicas y hospitales.
«Birmex va a tener todo el apoyo de las Fuerzas Armadas con aeronaves de la Fuerza Aérea, transporte terrestre y también aéreo», aseguró.
«Si no hay (un medicamento) en un estado, ese medicamento va a llegar de inmediato, estamos de 24 a 48 horas para que le llegue al centro de salud, al hospital. Vamos a tener ya terminada la farmacia».
En lo que va de este Gobierno, soldados y marinos han adquirido nuevas responsabilidades para la construcción de aeropuertos, de sucursales del Banco del Bienestar y del Tren Maya; la operación del Corredor Interoceánico, la escolta de funcionarios que entregan apoyos en efectivo, distribución de vacunas y libros de texto, recolección de sargazo y hasta representaciones teatrales.
La lista de obligaciones en la gestión de López Obrador se ha incrementado con el combate al huachicol, la creación de la Guardia Nacional, la contención de migrantes, el control de la seguridad en los puertos y el reforzamiento en la vigilancia de instalaciones estratégicas.
Ayer, el Presidente aseguró que la nueva superfarmacia está lista para iniciar operaciones hoy mismo, porque ya cuenta con todos los medicamentos necesarios.
«Ya se tienen todos los medicamentos que se requieren. Si en un centro de salud, en un hospital no hay un medicamento o se surte una receta, pero faltan, de tres, falta uno, para eso es esta farmacia», señaló.
«Estas bodegas de Huehuetoca que se adquirieron van a servir para almacenar medicamentos, que no falten los medicamentos».
-¿Ya tiene medicinas? -se le preguntó.
«Sí, sí, sí. Es que están apostando a que no van a haber medicinas y que va a estar vacía, y esa va a ser la nota, ¿no? Mejor que la nota sea que ya está la farmacia y que todos los mexicanos tienen garantizado el derecho a la salud», respondió.

‘Cuatro Zócalos’
El tabasqueño recordó que su Gobierno compró a una tienda departamental bodegas de 40 mil metros cuadrados, equivalentes a «cuatro Zócalos techados».
Tras defender el arranque del centro de distribución, minimizó el reto del desabasto de medicamentos que registra el sector salud.
Sostuvo que los 23 estados que cuentan con el programa de IMSS-Bienestar ofrecen un 97 por ciento de recetas surtidas.
«Esto es lo que hemos hecho porque tenemos el compromiso de, antes de terminar nuestro mandato, dejar un sistema de salud pública eficaz, de calidad, el mejor del mundo, aunque no les guste a los fachos», señaló.