Moisés Ramírez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-El costo de construcción de vivienda en México subió 14.4 por ciento en promedio durante agosto, derivado del alza continua en los precios de los materiales para construcción, revelan cifras del Inegi.
La tasa de encarecimiento del costo de edificación residencial (el cual incluye materiales, alquiler de maquinaria y mano de obra) es la más alta de los últimos 22 años para un mismo mes de agosto.
Por ciudades, en el área metropolitana de Monterrey los costos se incrementaron un 12 por ciento, mientras que en la Ciudad de México 13 por ciento y en Guadalajara 17 por ciento.
El Índice Nacional de Precios al Productor (INPP) del Inegi, compuesto de una canasta de 25 de los principales materiales, cerró en agosto pasado con un aumento promedio del 27 por ciento anual, 13 puntos porcentuales más del nivel con el que iniciaron el 2021.
Sin embargo, seis de los 25 insumos que integran la canasta presentaron incrementos superiores al 50 por ciento en el octavo mes del año, destacando la lámina metálica, con un 75.6 por ciento.
Mientras que los precios de los castillos armados subieron 73.9 por ciento, la malla de acero, 67 por ciento; el alambre y alambrón, 60.5 por ciento; la varilla, 60.15 por ciento, y las estructuras metálica un 59.4 por ciento.
La espiral alcista se debe principalmente del encarecimiento de la varilla y otros derivados de acero, así como los plásticos, madera, aluminio, entre otros.
Esto debido, esencialmente, al rally alcista que desde mediados del año pasado iniciaron los precios internacionales de las materias primas industriales con motivo de la recuperación económica de China y Estados Unidos, refirieron analistas.
Desarrolladores de vivienda indicaron que a raíz del mayor costo de construcción, hasta ahora la industria ha incrementado en promedio un 6 por ciento el precio de las viviendas.
«Otros aún no han ajustado los precios porque amarraron contratos de materiales a precios anteriores, pero por el costo de reposición van a tener que incrementar también los precios de las casas», explicó un constructor que pidió omitir su nombre.