Diana Hernandez De Paz 
Agencia Reforma

CDMX.- El ingeniero biomédico Fernando Avilés perfeccionó una cápsula para el traslado de pacientes con síntomas o diagnosticados con coronavirus.

Con ésta, se protege de contagios al personal médico que tiene contacto con las personas enfermas.

“Es una unidad de aislamiento para pacientes infectocontagioso. Este equipo permite proteger al personal médico que se encuentra cerca de un paciente contagioso porque la cápsula lo aísla herméticamente”, dijo Avilés en entrevista.

Esta cabina fue desarrollada en la empresa mexicana XE Ingeniería Médica, creada hace 20 años y especializada en el servicio de ambulancias.

La cápsula XE, como fue nombrada, está basada en las incubadoras donde se transportan bebés.

“La incubadora es un poquito diferente porque protege al bebé del exterior y lo mantiene con cierta temperatura. Aquí lo que hacemos es proteger al personal de interior y en vez de regular la temperatura, reduce la presión desde adentro”, dijo Avilés.

Inicialmente esta cabina era utilizada por la empresa para el traslado de personas enfermas con meningitis y tuberculosis. Sin embargo, ante la pandemia de Covid-19 las necesidades de los servicios médicos se modificaron.

La cápsula XE es hermética, plastificada, sellada y flexible con un filtro que no permite que los virus se propaguen al exterior.

“Funciona reduciendo la presión atmosférica al interior de la cápsula a través de este dispositivo que diseñamos, este equipo lo que hace es que dentro de la cabina haya media atmósfera en relación con la que tenemos en el exterior y eso produce que haya una presión negativa al interior”.

“La presión negativa hace que todo el aire que quiera entrar, no quiera salir. De manera que si por algún accidente la cabina se raya, pues por ahí no va a escapar nada”, explicó el ingeniero.

Los socorristas que manipulan la cabina deben tomar una capacitación para conocer el equipo especializado que deben portar (trajes, goggles, guantes, caretas) y la manera de operar de dichas unidades.

“Tenemos todas las certificaciones de calidad para fabricarlas, tenemos NOM 001, ISO 13485, alineación de Cofepris. No es algo nuevo que hemos hecho”, aceptó Avilés.

Una vez que los paramédicos concluyen el traslado de un paciente al hospital designado, llevan a cabo un proceso de desinfección de las cabinas.

¡Participa con tu opinión!