La comunicación vial de la ciudad de Aguascalientes no sólo fue visualizada con décadas de anticipación sino que se puso en práctica una serie de anillos de circunvalación, dos de los cuales están en pleno servicio y el tercero como que quiere y no quiere concluirse, por lo que sólo falta el libramiento poniente para que el tránsito pesado no entre a la mancha urbana.

Han pasado varios sexenios, tanto federal como estatal, sin que el tan comentado libramiento se termine. Cada administración ha ofrecido que lo acabará, pero por una u otra razón se difieren los recursos, lo que se convierte en una herencia que está ahí, a tiro de piedra, sin que el gobierno en turno se anime a cerrar este capítulo.

El  director del Centro SCT-Aguascalientes, Gregorio Ledesma Quirarte, señaló que la obra tardará: “Es un proyecto que tuvo muchos problemas legales y jurídicos, pero que, con el tiempo, yo le daría un máximo de 5 años en que madure y empiece a redituarse”.

Por lo pronto la pandemia es la culpable, según dijo, que desde marzo pasado se suspendieran varias actividades en Comunicaciones y Transportes, entre ellas la Dirección General de Concesiones de Carreteras, por lo que se paralizó todo lo que tenía relación con el libramiento, al igual que los demás programas en el país.

De cualquier manera el funcionario adelantó que el gobierno del estado tiene previsto que en septiembre dará a conocer el fallo de la licitación, que en primer término la empresa ganadora deberá rehabilitar los 21 kilómetros que ya se tienen y que comprenden de la Carretera Panamericana 45 Sur a la salida a Calvillo, tramo que por el tiempo que ha estado sin atención está en malas condiciones, tan es así que registra una calificación de 180 puntos cuando debería de ser superior a los 400.

El propósito es concluir el programa que conecte la 45 Sur con la 45 Norte, a la altura de Rincón de Romos, de manera que el transporte pesado ya no entre a la mancha urbana, para que así termine el peligro permanente que existe para cientos de colonias del oriente al utilizar actualmente el tercer anillo. Es un sector sumamente poblado que se construyó sobre las lomas, por lo que hay avenidas descendentes muy pronunciadas por las que deben transitar las unidades pesadas, provocándose los accidentes que muchas veces resultan mortales ya que al llegar a una confluencia no alcanzan a frenar o la carga les impide hacerlo a tiempo, situación que cuando sucede replantea lo del libramiento carretero.

Otro problema que persiste con el ingreso de ese tipo de vehículos es que el pavimento de calles y avenidas no está calculado para soportar ese tonelaje, por lo que hay que hacer periódicamente revestimientos para que esté en condiciones aceptables

Con el libramiento concluido habrá un considerable ahorro de tiempo para los camioneros, al no tener que entrar a la ciudad haciéndolo directamente de norte a sur o viceversa por la Carretera Panamericana, al mismo tiempo se acaba el riesgo para automovilistas y peatones que transitan por el tercer anillo oriente.

Ojalá que pudiera concluirse antes de que termine el gobierno de Martín Orozco Sandoval, porque la siguiente administración tardará dos o tres años en tomar ritmo, lo que sería el cuento de nunca acabar.

RACIÓN PLANEADA

Es incuestionable que el agua que se extrae del subsuelo no es eterna y que entre más crezca la demanda en la ciudad de Aguascalientes mayores serán los problemas que habrá para su distribución, por lo que es necesario crear un sistema de repartición que asegure a los usuarios tenerla en la cantidad suficiente para cubrir sus necesidades.

La concesionaria francesa Veolia trata de demostrar que el faltante del líquido en distintos puntos de la capital  se debe a diversos factores ajenos a su voluntad y a manera de sensibilizar a la población presenta estudios de sobra conocidos, de que hay una sobreexplotación del acuífero, por lo que para dentro de diez años se tendrá un 15% menos en la disponibilidad, panorama que se ha venido repitiendo desde 1988 cuando estuvieron aquí varios funcionarios federales para disertar sobre la reserva y destino del agua, tanto para uso doméstico como agrícola y ganadero, afirmándose entonces que el acuífero del Valle de Aguascalientes estaba por agotarse.

Lo cierto es que lo errático del ciclo pluvial no permite la recarga que requieren el manto freático, por lo que se debe perforar a más profundidad para que los pozos estén en posibilidades de extraer el elemento.

En la ciudad hay problemas, principalmente en viviendas de tres niveles, porque el tercero no lo reciben o es a cuentagotas y en otras partes se suspende sin aviso previo, situación que provoca los airados reclamos de las familias, que sólo encuentran el compromiso de que se están haciendo trabajos de reparación en el pozo o que fue robado el cableado eléctrico, pero eso son cuestiones que debe resolver la empresa a la mayor brevedad.

Ante el crecimiento de la mancha urbana, y por ende la demanda del servicio de agua entubada, se requiere que la autoridad municipal cree un programa de sectorización para que los habitantes conozcan con precisión cuándo y a qué horas tendrán agua y así puedan tomar las medidas necesarias. Aunque por ahora no hace falta llegar a esos extremos es una situación que se debe prevenir y no hacerlo cuando el problema esté presente.

También hace falta una campaña intensiva de concientización sobre el uso del líquido, porque así como hay ciudadanos que le dan un destino racional, otros siguen la vieja costumbre de “lavar” la banqueta o el vehículo a chorro de manguera y cuando alguien reprocha su actitud la respuesta es que por eso la pagan, sin entender lo que afectan a toda la comunidad.

Es mucho lo que se necesita hacer, y no andar asustando con el petate del muerto, en lo que, inclusive, puede convocarse a los ciudadanos a una competición para que planteen qué debe hacerse y cómo hacerlo para una utilización lógica, lo mismo que un concurso infantil-juvenil que plasme lo que piensan sobre el agua y qué hacer para preservarla, a manera de involucrar al mayor número posible de habitantes.

REITERACIÓN

La liberación de tres personas que se encontraban en alguno de los penales del estado, debido al estado de salud que presentan, ofrece la oportunidad de hacer hincapié que debe restituirse el programa de libertad por buen comportamiento, a los internos que cometieron contravenciones menores y han cubierto el 75% de la punición. Como se ha mencionado Con Usted, en tiempos idos fue una tradición .que el Gobernador concediera esta gracia el 15 de septiembre, 20 de noviembre o 24 de diciembre y en ocasiones el 31 de diciembre y 10 de mayo. Eran ceremonias muy emotivas ya que a la entrega del documento de libertad asistía la familia del favorecido, que en el mismo lugar le daba la bienvenida, con el compromiso de que le ayudarían a que no volviera a quebrantar la ley y pusiera en práctica lo que aprendió en los talleres que hay en los centros de rehabilitación social. Por alguna razón se suspendió esta costumbre, que de alguna manera ofrece una muestra de calidad humana y al mismo tiempo es un aliciente para los internos, al saber que respetar el reglamento del Cereso puede salir antes. Lo que hoy presenta la administración nacional como una novedad, al determinar la libertad anticipada de reos federales, fue común por varios años en Aguascalientes, lo que bien podría reponerse, toda vez que contribuye a que las personas que sigan ahí, al no tener para pagar una fianza deban permanecer encerrados todo el período que estableció el juez, pese a que cometió una infracción que no afecta la seguridad de los demás, o que fue la primera vez que realizó el acto, por lo que deben quedar libres.