Marco Arellano 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- Checo Pérez está en su segunda temporada con Red Bull y hay una lección que aprendió desde su primer día de trabajo en Milton Keynes.
El piloto mexicano está más acoplado con el toro rojo y eso lo ha demostrado este 2022, con todo y los altibajos que ha experimentado con su RB18 al estar en la tercera posición del campeonato con 173 puntos.
En 2021, Checo Pérez fue factor para el título de Max Verstappen y esta temporada, como no podía ser menos, la exigencia en Red Bull no pudo ser inferior y el tapatío ha ayudado a los actuales lideratos de su compañero (258 puntos) y del equipo austriaco (431).
«Creo que el nivel de perfección que el equipo busca cada fin de semana. Si ganamos ese fin de semana, hay tantas cosas que podemos hacer mejor. Siempre estamos esforzándonos al máximo, todos los límites, y creo que Red Bull como equipo es único en ese sentido», dijo Checo a RacingNews365.com.
«Red Bull es muy diferente a cualquier otro equipo. Cada equipo es diferente. Cada uno tiene cosas buenas y cosas malas. Pero, ciertamente, estoy muy feliz de ser parte de esto (en Red Bull)».
El aporte de Checo en Red Bull fue recompensado y en mayo firmó una ampliación de contrato hasta 2024.
«Es bueno tener esa continuidad con el equipo. Para poder trabajar a largo plazo, creo que eso es algo que estaba buscando en los últimos años. Así que tener eso, creo que es una gran ventaja», señaló Checo.
Checo, Red Bull y la Fórmula 1 regresarán a la actividad el fin de semana del 26 al 28 de agosto para el Gran Premio de Bélgica.