En vilo la vida de Evoleth

Con una malformación arteriovenosa que ha ido causando estragos en la movilidad de la pequeña y que pone en riesgo su propia vida, familiares de la niña Evoleth Erzebet, de once años de edad, piden sensibilidad para agilizar la intervención que requiere la paciente. El Seguro Social afirma que la falta de recursos para la operación ha sido el principal obstáculo para atender a la antes mencionada.

Desde el pasado 4 de mayo, cuando la menor fue internada en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 3 del IMSS, familiares de Evoleth, han enfrentado un verdadero viacrucis en busca de la atención médica especializada que la infante requiere. La señora Rosa Isela Esparza, madre de la menor, explica que han entablado comunicación con autoridades del IMSS en León, en donde fueron informados que por falta de los instrumentos médicos, la intervención no se puede realizar.

Incluso, con la esperanza de que la niña fuera atendida, fueron trasladados en ambulancia hasta Guadalajara, sin embargo, el neurocirujano encargado de su valoración, únicamente se limitó a consultar los estudios de la tomografía, indicándoles que por falta de presupuesto no se podría hacer más.

La malformación arteriovenosa en el cerebro de la niña ya reventó una vena, lo que provocó sangrado, ocasionándole una reducción de fuerza en su mano derecha, así como afectaciones en su movilidad en su pie derecho, asistiéndose además de una andadera para poder caminar. En caso de que la niña no sea intervenida puede ocurrir un derrame cerebral o que se le reviente otra vena, lo cual complicará más su salud, pudiendo hasta perder la vida.

A pesar de que la paciente ha sido sometida a varios estudios médicos, los cuales son enviados a Guadalajara y a la Ciudad de México, siguen enfrentando las mismas barreras, por lo cual preocupados por la salud de la niña, exigen la atención especializada cuanto antes.

“Recibí un mensaje de parte del director de Prestaciones de la Delegación del Estado, donde me recomendaba dirigirme con el director del HGZ No. 3 para decirle que se subrogara una parte de la cirugía de la niña en la CDMX, pero para eso pasaron varios días, argumentando que estaba muy ocupado, cuando finalmente me recibió me dijo que se volverían a hacer los estudios para mandarla a Guadalajara y posteriormente a la CDMX, pero allá siguen en la misma, que no tienen presupuesto”, explicó.