Leticia Acuña Medina
El Heraldo

La Coordinación de Movilidad tiene de plazo, hasta el 31 del mes en curso, para dar respuesta a las agrupaciones de transporte público sobre el incremento tarifario que solicitan, señaló Loecelia Ruvalcaba, integrante del Consejo Consultivo de este servicio.
Señaló, de igual forma, que hay una tarifa técnica y otra pública; la primera es el resultado de un estudio que toma en cuenta el incremento del combustible, insumos varios, costo de mantenimiento y financiamiento de las unidades, entre otros factores; y la segunda es la que se determina para su aplicación al usuario.
Así como los concesionarios de urbanos tuvieron que integrarse en empresas, también se busca que, en el servicio de taxis, haya el mismo enfoque; es decir, que se aglutinen en empresas.
El Observatorio de Movilidad ha recomendado definir indicadores de que el transporte público está mejorando y, para ello, es necesario establecer metas; además, considerar que nos encontramos en una situación atípica, que afecta tanto al gremio como a los usuarios, refiriéndose en concreto a la pandemia.
Adicionalmente, debe acelerarse el procedimiento para el pago electrónico en todas las modalidades con el fin de evitar problemas de menudencias (es decir, de dar cambios) cuando la tarifa termine en centavos porque el redondeo, simplemente, no aplica.
Para ello, es importante que se definan puntos de venta de tarjetas y recargas en tiendas de conveniencia, centros comerciales o en puntos estratégicos de la ciudad para comodidad del usuario.
Esta nueva forma de pago debe ir acompañada de promoción y concientización porque hay usuarios que están acostumbrados a manejar efectivo y se resisten a otra forma de pago; por tanto, hay que convencerlo de las ventajas que trae consigo el pago electrónico.
Hizo hincapié, además, en que, para que se autorice un incremento, los concesionarios deben demostrar mejoría en el servicio, que sea palpable, que la gente reconozca los beneficios inherentes; deben demostrar los avances logrados.
Mientras que los taxistas demandan un incremento al banderazo de día del 40% y del 60% en horario nocturno, los camiones urbanos un 75% para que la tarifa final sea de 17 pesos; en las combis, la propuesta es del 23%; los argumentos que expone cada modalidad habrán de analizarse para que la CMOV, por su parte, pueda dar una respuesta a todas y cada una de las peticiones.