Atiende la Procuraduría de Protección de Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado, como parte del DIF Estatal, 49 reportes de niños en situación de violencia tan sólo del mes pasado, informó su titular, Jaime Díaz Esparza. Los descuidos, las pugnas vecinales y pleitos son las causas de mayor demanda ante dicha instancia.
En tal sentido, explicó que de los 49 reportes atendidos durante el mes pasado, 17 fueron por descuidos, 13 por condiciones derivadas de pugnas vecinales, envidias y pleitos, 3 por maltrato emocional, 3 por maltrato físico, 1 por abuso sexual, 1 por negligencia y 7 más por otras condiciones de desatención en cuanto a la inasistencia a la escuela o bien algún tipo de violación en cuanto a sus derechos como niños, niñas y adolescentes.
Jaime Díaz Esparza detalló que estos reportes fueron canalizados al área de Trabajo Social y Psicología para realizar las investigaciones y determinar la veracidad de los casos.
“Cuando nos damos cuenta de una situación de riesgo en la integridad física del niño, niña o adolescente, en ese momento la Procuraduría cuenta con facultades para dictar una medida de protección y retirar al menor del entorno en el que está”.
El procurador de Protección de Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado indicó que actualmente cuentan con talleres de educación y crianza para los padres e hijos, donde los involucran y dan pláticas sobre las formas de hacerse entender los padres con los hijos en diversas edades.
En tal sentido, Jaime Díaz señaló que en el DIF mantienen una política de puertas abiertas, brindando asesoría jurídica y psicológica, y se les pide a los padres que de notar alguna situación o conducta diferente en sus hijos acudan a la dependencia para ayudarles y encontrar las causas de los cambios y encauzarlos, procurando que los valores sean un pilar fundamental dentro de la familia.
Al referirse a casos de niños de la calle, el funcionario informó que el pasado miércoles atendieron el caso de un adolescente golpeado que se encontraba afuera del Hospital Miguel Hidalgo. Expuso que fue atendido y se conoció que era originario de Loreto, Zacatecas y fue trasladado al DIF de aquella localidad para su atención y seguimiento.