Fernanda Tapia
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Si por alguna razón no estás titulado o no pudiste concluir tu carrera, te dará más valor que se lo menciones a tu posible empleador en una entrevista a que lo omitas, afirma Ricardo Parra, gerente divisional de ventas en el Occidente de ManPower Group.

Ayer, quien fungía como Secretaria de Igualdad Sustantiva en Jalisco, Fela Pelayo, presentó su renuncia luego de que MURAL publicara que no está titulada, y sin embargo, firmó documentos presentándose como licenciada, un requerimiento para ser titular de una dependencia establecido en la Ley Orgánica del Ejecutivo.

Y aunque en el sector privado, el título no es un requerimiento para todos los puestos, lo mejor es que evites que te pase como a ella, y seas honesto desde un principio.

“La honestidad es lo más importante, hay que ser transparentes, hay que ser honestos, y al final, una de las fortalezas que hoy los líderes necesitan es ser honestos, ser transparentes” explicó Parra.

La integridad, junto con la inteligencia emocional es una de las seis habilidades blandas que en este momento más buscan las empresas en su personal, junto con la capacidad de innovación, curiosidad, humildad, resiliencia, y empatía, detalló.

Agregó que si bien el título es importante y puede servir para demostrar que el candidato tiene un alto conocimiento del área en el que trabajará, en una entrevista laboral cuentan mucho otros factores como las habilidades y la experiencia.

“Todo depende de la compañía, al final hay compañías que le ponen más peso a la experiencia, le ponen más a las competencias habilidades duras y blandas. O sea, un título es un trámite, es un proceso de que hayas terminado o concluido una carrera, pero hay gente que no está titulada, por ejemplo, pasantes o que se quedaron truncos en las últimas etapas del proceso universitario, que muchos de ellos son muy buenos elementos” explicó.

Sin embargo, recomendó que en la medida de lo posible, los egresados busquen titularse, o en su defecto, tomar una especialización que les permita diferenciarse de otros candidatos.

“Entiendo que para poder tomar una maestría tienes que estar titulado forzosamente, pero poder tomar un diplomado de especialización en cierta área te ayudaría muchísimo también a tener el conocimiento y el expertise focalizado en un área que la gran mayoría no pudiera tener y eso te pudiera dar un valor agregado”, señaló.

¡Participa con tu opinión!