En virtud de que existe una queja del Congreso del Estado ante el Tribunal Colegiado de Distrito, por considerar que el amparo interpuesto por la magistrada Gabriela Espinosa Castorena, en contra de la decisión de diputados de negarle la reelección en el cargo, es que todo el procedimiento jurídico está detenido, de ahí que la audiencia prevista para ayer fue suspendida hasta en tanto el Colegiado rinda la resolución.
En la queja que pusieron diputados locales ante el Colegiado a principios de enero, se dejó de manifiesto la inconformidad en la forma en que el juez atendió y decidió sobre la demanda de amparo de la magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia, pues aunque el ministro otorgó el amparo, los legisladores consideran que se debió sobreseer.
Por lo pronto, el amparo de la magistrada Espinosa Castorena sigue su curso, y si bien la audiencia constitucional estaba programada para ayer a las 11 de la mañana, ésta tuvo que ser diferida, pues antes que esto, debe ser resuelta la queja de los diputados ante el Tribunal Colegiado, de manera que tendrá que esperarse al menos un mes, para conocer el cauce que sigue este asunto en el que se muestran las diferencias del Poder Legislativo con el Judicial.
Una vez que el Colegiado determine si procede o no la queja que los diputados plantearon en un legajo de aproximadamente 400 hojas, para lo cual tendrán que esperar aproximadamente un mes, entonces se podrá celebrar la Audiencia Constitucional en el Juzgado 5º de Distrito, en donde se resolverá si se concede o no, la suspensión definitiva a favor de Espinosa Castorena, y que de ser favorable el juicio a ella, podrá continuar en el cargo otros 15 años, si así lo desea.