Siguen en litigio 215 concesiones de taxis, donde los demandantes tendrán que esperar porque la Sala Administrativa del Poder Judicial está de vacaciones.
Como se recordará, se trata de demandas de lesividad que fueron admitidas por dicha instancia, la cual ya realizó notificaciones y hay quienes ya dieron contestación a la demanda. Será a medianos de enero cuando inicie la etapa de desahogo de pruebas, para que proceda la resolución.
Son las concesiones que se entregaron al final del sexenio pasado, y al ser invalidadas, los afectados promovieron las impugnaciones respectivas, virtud a que muchas de ellas ya prestaban el servicio público.
En estos juicios de lesividad, la autoridad estatal puede pedir la nulidad de las concesiones de taxi, bajo el argumento de que fueron emitidas ilegalmente; dependerá de la contestación oportuna y sustentada de la defensa, el destino de los respectivos títulos. La resolución final la darán los magistrados de la Sala Administrativa.
Otro problema que se avizora, es que algunas concesiones ya se vendieron en el “mercado negro” y en caso de que el demandado pierda la concesión, tendrá que regresar el dinero obtenido por una operación ilegal, ya que si bien los títulos de concesión se pueden heredar, está prohibida su venta. Como bien se sabe, el Gobierno no las vende, las otorga.
Quienes ganen la demanda, tendrán que ajustarse a las nuevas disposiciones de la Ley de Movilidad, para poder explotarlas; las concesiones que sean invalidadas serán reasignadas.