A partir de que una minoría sometió a la mayoría de hombres y mujeres, convirtiéndolos primero en esclavos y después en trabajadores, se escucha el clamor de los patrones ante lo que consideran una ingratitud de sus empleados, que cualquier día deciden renunciar, lo que provoca un problema al obligarlos a enseñar a quienes deben suplirlos, lo que cuesta tiempo, dinero y esfuerzo y al mismo tiempo retrasa el nivel de producción.

Son quejas que desde hace varias décadas se oyen en Aguascalientes sin que obtengan una respuesta que vaya de acuerdo con sus intereses, por lo que todo queda en la protesta que hacen ante los medios de comunicación y no puede pasar de ahí porque el mismo derecho que le asiste al empleador de contratarlo es al que recurre el trabajador para renunciar.

El pasado 18 de julio reapareció el reclamo, ahora por parte del presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes (CCEA), Raúl González Alonso, al reprochar “la rotación constante de trabajadores”, particularmente en la industria automotriz, lo que desde su óptica “deja en desventaja a algunas empresas que han apostado a la capacitación de sus trabajadores con la esperanza de tener mejores resultados, sin embargo no siempre ha sido fructífero el esfuerzo”.

Asegura que pese a que se ofrecen salarios competitivos y prestaciones superiores a las de ley “no terminan de atrapar a las personas en busca de algún puesto laboral”, que en algunos casos deciden dejar todo para irse tras el “sueño americano” y en otros son seducidos por empresarios que sin batallar se hacen de sus servicios al ofrecer una mejoría en su nivel económico.

Con sus elucubraciones Raúl González Alonso no descubre el agua tibia ni el hilo negro, simplemente actualiza lo que es una práctica de antigua data. Hace más de cuarenta años que un empresario se quejó con el entonces gobernador del estado porque un colega se llevó a varios de sus empleados y la respuesta fue que la única manera de garantizar su permanencia era pagarles lo que en justicia merecen.

En ese tiempo también se conoció lo registrado con un técnico en mecánica automotriz que fue enviado a la capital del país para que aprendiera las nuevas técnicas, por lo que a su regreso se convirtió en instructor de sus compañeros, sin embargo su salario fue el mismo, por lo que después de seis meses le pidió al patrón un aumento y al no concedérselo renunció y creó su propio taller, lo que su ex jefe calificó como una traición y nunca aceptó que en él estuvo la respuesta.

Para el dirigente del CCEA las firmas invierten en programas de capacitación, “lo que implica un costo importante para las empresas que esperan mejores resultados de los elementos reclutados, sin embargo, al poco tiempo simple y sencillamente terminan la relación laboral”.

En ningún momento González Alonso menciona que aún cuando los trabajadores han adquirido más conocimientos no hay una mejoría salarial, por lo que es normal que al ser invitados por otra fábrica, que les ofrece elevarles el ingreso y más prestaciones no lo piensen dos veces, lo que deberían de tomar en cuenta quienes quisieran que sean empleados con amplios conocimientos y continúen ganando bilimbiques.

CUÁL ES LA PRISA

Es demasiado el tiempo que falta para la renovación del Congreso del Estado, por lo que sus integrantes hacen como que hacen y sólo se hacen, lo que motivó la exigencia de la diputada presidenta de la Comisión Permanente de que hagan a un lado la modorra (y el cinismo, diría el de junto), para que resuelvan los múltiples asuntos que tienen en cartera, algunos con años de estar en el cajón de pendientes.

Nancy Gutiérrez Ruvalcaba, en su papel de titular de la actual mesa directiva, exhortó a sus colegas “a no soltar los trabajos al interior” y tratar de eliminar el rezago, además de atender las demandas de la sociedad.

Aseguró que se tiene un avance de 75% de los asuntos presentados en la legislatura pasada, por lo que hace falta imprimirle mayor celeridad a los temas controversiales, como el matrimonio igualitario, lo que entre paréntesis ya se tiene en Aguascalientes y tan así que este Diario presentó hace unas semanas una información gráfica de la unión entre dos jóvenes, a la que asistieron los respectivos padres, sólo que hay quienes insisten en exigir lo que ya es una realidad.

Asimismo, la misma legisladora exhortó a instituciones y organismos para que a la mayor brevedad entreguen sus opiniones sobre las iniciativas que hay en proceso y en caso de no haber respuesta amagó que “se procederá a legislar sin ellas”. Lo único que se tiene son comentarios de asesores y profesionales que laboran para el Congreso, por lo que hace falta que lo hagan otros sectores, entre ellos el Poder Judicial del Estado.

Insistió que cada uno de los 27 miembros de la actual Legislatura están al frente de una comisión o son parte de alguna de ellas, por consiguiente deben trabajar para tener listas las propuestas de dictamen y así tener elementos que permitan convocar a un período extraordinario, dejando que durante las sesiones ordinarias se atiendan los asuntos tradicionales de fin de año.

Hizo mención que el período ordinario coincidirá con el arribo de la nueva administración estatal, en que se deberán autorizar las leyes de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2023, la aprobación de las cuentas públicas del gobierno anterior y de los municipios, entre otros expedientes.

Aunque para algunos legisladores no hay por qué acelerar el paso, Gutiérrez Ruvalcaba opina lo contrario, por lo que todas y todos “deben ponerse a trabajar para sacar adelante esos asuntos actuales y necesarios para la sociedad”.

Es evidente que el mayor rezago se tiene en las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Justicia, por lo que deben accionarse a marchas forzadas y dar respuesta a las exigencias colectivas.

Lo que hoy se vive al interior del parlamento es un cáncer que pasan los años y no se logra extirpar, por lo que cada legislatura recibe un cúmulo de expedientes que debieron haber quedado revisados y dictaminados en su momento y si no se logró fue por negligencia de quienes estuvieron en las curules.

El problema gira en torno a que no hay una supervisión externa y tampoco castigos ante una clara indolencia, que aún cuando es evidente la sociedad no puede hacer mayor cosa ya que los diputados recurren a que tienen un autogobierno y a la sobada inmunidad. El pago mensual tan generoso que reciben y las prebendas que obtienen no son suficientes para que hagan el mínimo esfuerzo de tener al día los asuntos que por obligación deberían estar resueltos en un tiempo perentorio y si no se logra es porque ellos y ellas son juez y parte y esto impide hacer una reforma a la ley que los rige.

SERÁ UNA MUJER

Lo que debería de ser algo normal se convierte en un suceso extraordinario, al considerarse que la próxima presidenta del Instituto Estatal Electoral (IEE) será una mujer, virtud a que actualmente un varón ocupa ese cargo. De esta manera se da respuesta a la exigencia de que exista alternancia de género en las distintas responsabilidades públicas. Bajo este marco el Instituto Nacional Electoral (INE) dio a conocer los 10 nombres de las aspirantes que aprobaron la cuarta etapa del ensayo idóneo y que fue evaluado por el Colegio de México. Quien quede en primer lugar ocupará el cargo de presidenta consejera por un período de siete años, que comenzará a regir a partid del 1º de septiembre del presente año. En total 35 presentaron el examen de conocimientos y 15 el ensayo y de ellas 12 estarán ante el Consejo General del INE para la entrevista virtual, dándose a conocer el resultado durante el mes de agosto. El actual presidente del IEE, Luis Fernando Landeros Ortiz concluye su labor el 31 de agosto y al día siguiente tomará posesión quien lo sustituya, por lo que en la página del INE están publicadas las calificaciones del ensayo.