Claudia Guerrero y Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió ayer que si la Guardia Nacional (GN) se queda bajo el mando de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPC) se puede echar a perder.
Un día después de que la virtual Presidenta electa, Claudia Sheinbaum, se comprometió a impulsar la reforma para adscribir a la corporación al mando de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), López Obrador consideró que el Ejército «es la mejor institución» que del Estado mexicano.
El Mandatario salió en defensa de las fuerzas castrenses, luego de acusar a «gobiernos extranjeros» de intentar socavar su prestigio.
«Si esa institución (GN) se deja, como pasó con la Policía Federal, en Gobernación, en la Secretaría de Seguridad Pública, se va a echar a perder. Si depende de una Secretaría como la Defensa, que tiene una tradición de formación a sus elementos, tiene colegios, hay doctrina, profesionalismo, disciplina, hay garantía de que no se corrompa la Guardia Nacional», dijo en su conferencia.
«Por eso me dio mucho gusto que ayer (el domingo) la Presidenta electa planteó –porque es lo más conveniente– el que la Guardia Nacional dependa de la Secretaría de la Defensa».
López Obrador señaló que, en sexenios anteriores, se permitió la intromisión de Estados Unidos en instituciones como la Secretaría de Marina, pero el Ejército logró resistir ante esas conductas injerencistas.
«No puede ser que una institución de las Fuerzas Armadas esté subordinada a un Gobierno extranjero, cualquier Gobierno extranjero.
«(En el sexenio de Calderón) formaron marinos en Estados Unidos, los equiparon, incluso empezaron a difundir la idea de que era mejor la Marina que la Defensa, o que el Ejército, porque el Ejército tiene una tradición más antigua, surge de la Revolución mexicana, es una institución nacionalista; quisieron meterse y no pudieron, no tuvieron todas las facilidades», agregó.
Respecto del papel de la Sedena en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el tabasqueño advirtió que sin los militares no hubiera podido alcanzar los resultados que ha dado su administración.
«Es culpar al Ejército para debilitarlo, y yo considero que el Ejército es la mejor institución que tiene el Estado mexicano el día de hoy, yo no hubiera podido conseguir los resultados sin la Sedena», aseveró.
«Acabo de hablar del caso de la intervención de gobiernos extranjeros, a ellos no les conviene que la Sedena actúe de manera independiente, y me consta que han querido socavar su prestigio, como le han hecho con otros gobiernos del mundo».
El domingo pasado, Sheinbaum adelantó que la Guardia Nacional, creada con la promesa de ser un cuerpo civil, quedará bajo el mando del Ejército a partir del 1 de octubre.
«Nos corresponde a partir del primero de octubre seguir fortaleciendo y consolidar a la Guardia Nacional como parte de la Secretaría de la Defensa Nacional, con la reforma constitucional que está en puerta en el Congreso de la Unión», sostuvo al inaugurar el cuartel de la GN en Xoxocotlán, Oaxaca.
La GN fue creada por decreto presidencial en 2019 con mando civil. Sin embargo, López Obrador insistió en que quedara bajo control militar sin conseguir los votos en el Congreso para una reforma constitucional, por lo que los diputados de Morena aprobaron cambios a reformas secundarias que fueron declaradas inconstitucionales por la Suprema Corte.
Ayer, en Palacio Nacional, el Presidente reiteró que la intención de la reforma es que la Guardia Nacional sea una rama de la Sedena, como la Fuerza Aérea.
«Se busca desde al principio que la Guardia Nacional pase a formar parte de la Sedena, como el Ejército, como la Fuerza Aérea, una rama, así está en España, en Francia y otros países.
«Yo soy partidario de eso porque se ha construido en cinco años la Guardia Nacional, se ha hecho todo un esfuerzo para formar, disciplinar a más de 120 mil elementos, nunca se había tenido una corporación así para la seguridad pública», indicó.
Cuestionado sobre el futuro de la SSPC, descartó su desaparición y adelantó que será la responsable de la coordinación del gabinete de seguridad.
«No necesariamente (tiene que desaparecer), es que hay otras funciones que tiene la Secretaría de Seguridad Pública. Y también es una Secretaría que coordina toda la acción del gabinete de seguridad, tiene una función normativa», añadió.