Ante la falta de apoyos y programas que han sido recortados prácticamente desde el inicio de la actual administración federal, así como las infinitas condiciones que impone el gobierno norteamericano para los productos pecuarios de México, al menos en Aguascalientes, muchos pequeños ranchos ganaderos están en riesgo de desaparecer, manifestó el presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz.
La situación se ha tornado complicada, sobre todo en los últimos tiempos, pues nunca como ahora, el precio del grano para alimento del ganado está por encima de la capacidad de los ganaderos, arriba de los 6.00 pesos por kilo, cuando en meses complicados el costo más alto era de alrededor de los 4.00 pesos.
A esto se suma la escasez de maíz, pues durante la temporada de intenso frío en Estados Unidos poco se ha producido, y se debe reconocer que México tradicionalmente es importador del grano, por lo que la tendencia es a que se encarezcan los granos, aunado a que “nos siguen cerrando las fronteras, por lo que está difícil encontrar la salida”.