“Si no hay voluntad del nuevo presidente del país, de apoyar a los estados, Aguascalientes dejará de recibir aproximadamente 700 millones de pesos por año. El nuevo Gobierno Federal debe entender que muchos estados sin esos extraordinarios no viven; no es el caso de nuestro estado, pero esa reducción afectará obras y programas”, expuso el gobernador Martín Orozco Sandoval, en entrevista para El Heraldo.
Precisó que las disposiciones de la Ley de Coordinación Fiscal, deben cumplirse, pero hay un margen de recursos cuya distribución depende de la voluntad del Ejecutivo federal.
Además, con cada secretario se podían negociar recursos para hacer obras, en las que la Federación aportaba una parte y el Estado otra; mencionó el caso de la CNA, “que apoyó con 100 millones de pesos el colector de Casa Blanca, y el estado puso 40 millones; ya no va a ser posible hacer ese tipo de negociaciones”, añadió al estimar que se dejarán de recibir unos 200 millones de pesos.
“Si bien, en estos momentos no podemos adelantar nada en materia presupuestal, debemos esperar a diciembre para ver cómo se presenta el panorama; hay que estar concientes de que en un par de meses las cosas serán diferentes; debemos acoplarnos, para que Aguascalientes no salga perjudicado”, destacó.
En materia presupuestal, Orozco Sandoval también dijo que mientras no cambie la Ley de Coordinación Fiscal, “tienen que respetarse las fórmulas en la asignación de recursos; si tenemos una muy buena recaudación, debemos recibir una buena partida”, acotó.
Finalmente, confió en que habrá buenas relaciones con el nuevo Gobierno Federal, considerado de izquierda, porque su administración panista no tiene problemas con diferentes ideologías, cuando se trabaja en beneficio de la población.