Si Usted, amable lector, se deja ir por lo que informa el Instituto Nacional Electoral (INE), de que el Instituto Estatal Electoral (IEE) de Aguascalientes es uno de los 12 organismos locales que están en bancarrota, supondría que el Consejo General pasa por serios aprietos para cumplir con las obligaciones que le fija la ley, de llevar a buen puerto los comicios del 6 de junio, pero si conoce los recursos millonarios que le han sido autorizados llegará a la conclusión que pobre, así como decir pobre, no está el organismo.

Según el secretario ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo Molina, el IEE solicitó 136 millones de pesos para el ejercicio 2021 y se le recortó 38.77%, por lo que al igual que otros 11 organismos está en quiebra financiera. Afirmó que la “responsabilidad de garantizar procesos que hagan posible el ejercicio efectivo de los derechos políticos de la ciudadanía y de la renovación de los órganos de representación política también involucra autoridades distintas de las electorales. En este sentido, la responsabilidad se vuelve corresponsabilidad” (El Heraldo 27/III/21).

Jacobo Molina advirtió que los días por venir serán claves para el adecuado desarrollo de los procesos electorales en curso. Muchos de ellos “enfrentan incertidumbre presupuestal que impacta los procedimientos para garantizar la celebración de elecciones democráticas”.

Por su parte, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, señaló que se informará periódicamente para que las autoridades estatales atiendan este asunto y así “el tema financiero no ponga en riesgo la democracia en ninguna entidad federativa”.

Frente a ese aserto está la autorización de la Secretaría de Finanzas del Gobierno de Aguascalientes, de un recurso adicional al IEE por 5 millones y 9.5 millones de pesos, en fechas 23 de febrero y 1 de marzo de 2021, respectivamente. Estas partidas se agregan al presupuesto previamente repartido el 29 de enero por un monto de 88.48 millones de pesos.

En defensa de esa propuesta se manifestó que esto permitirá al IEE continuar ofreciendo un servicio público de calidad, que garantice un buen desempeño del funcionamiento electivo. Los recursos adicionales se destinarán para “materiales y suministros” y para “servicios generales”, lo que traducido al cristiano significa que se utilizarán en la impresión de documentación y la producción de materiales electorales, lo que mejorará los objetivos previstos en el proceso en marcha, en el cual habrá de elegirse a los 11 ayuntamientos y la renovación del Congreso del Estado.

En su momento se mencionó que no se le daría al órgano rector de los comicios lo que pidió porque había gastos imprevistos en materia de salud, con motivo de la emergencia sanitaria, por lo que al igual que todas las dependencias estatales tenía que ajustarse a lo que hay, sin embargo, de último momento se le agregaron 14.5 millones que se integraron a lo que fue acreditado a principios de año y con lo que el Instituto Electoral debe trabajar en mejores condiciones.

EQUIPAJE EN PUERTA

Las familias aguascalentenses se preparan para descansar en las vacaciones “cortas”, que corresponden a la Feria Nacional de San Marcos y que aún cuando por segundo año consecutivo no habrá, de cualquier manera el calendario escolar fija este período y parte de las empresas lo tienen así, el cual suple al que en el resto del país tiene lugar durante la Semana Santa.

Aunque parezca un tanto insólito, pero parte de los habitantes del estado participan poco en las fiestas de primavera, dejándole el espacio a los millones de visitantes, en cambio aprovechan para irse a la playa o a ciudades eminentemente turísticas, lo que motiva momentos chuscos, como el de un profesionista que junto con su familia se fue a Cancún y platicaba que al entrar a un restaurante encontró que había tres o cuatro conocidos que entre bromas decían que hasta en la sopa se tenían que encontrar.

De cualquier manera los agentes de viajes trabajan en acomodar a los viajeros a los destinos que han escogido, por lo que esperan que estas vacaciones de primavera les conceda mejorar las condiciones en que han estado, que son sumamente difíciles ante el parón de la economía por casi un año como efecto de la pandemia.

El presidente de la Asociación Hidrocálida de Agencias de Viajes, Jorge Luis Reyes González, subrayó que el tiempo en que tiene lugar la Feria es de temporada baja, ya que las últimas semanas de abril y dos primeras de mayo se reduce la demanda a los destinos nacionales, lo que contribuye a que el costo de la estancia sea más asequible.

En este sentido, mientras que para Semana Santa se habían colocado 5% de paquetes, para las vacaciones de abril hay un avance entre 10 y 15%, también con destino a Cancún y Puerto Vallarta, además se promocionan viajes al sureste, como puede ser a Chiapas, lo mismo que a Oaxaca que tiene una cultura milenaria, al norte en Chihuahua con Barrancas del Cobre, así como ciudades coloniales, entre ellas Guanajuato y Morelia, también a Baja California Sur con Cabo San Lucas como una gran atracción.

Para quienes sólo desean hacer turismo regional existen varias opciones en los estados de Zacatecas, Guanajuato, San Luis Potosí, Jalisco, Querétaro y Puebla, entre otros, que al mismo tiempo que se sale de la rutina se puede apreciar lo que ofrece cada lugar para gozar el descanso.

Aunque hay cierta incertidumbre por motivo de las condiciones sanitarias, se confía que para entonces se hayan reducido los niveles de contagio, además que en todo momento se tomarán las medidas necesarias para que viajen con seguridad, lo mismo que su estancia en los lugares que hayan escogido.

Se tiene una coordinación entre las agencias de viajes y los destinos respectivos, porque todos están inmersos en el mismo propósito de lograr que resurja la industria turística y la única manera de lograrlo es ofrecer buena atención, costos viables y cuidado en todo momento de los vacacionistas, ya que de la dedicación que reciban depende que vuelvan a recorrer el país.

SE ACERCA LA HORA

Dos momentos esperan con interés los taxistas: saber quiénes serán los favorecidos con las 200 concesiones que ha ofrecido el Gobierno del Estado y si habrá aumento a la tarifa y en qué proporción. Va a ser interesante la respuesta de aquellos que no obtengan el permiso, que según la tradición acusarán de favoritismo y que se marginó a los verdaderos taxistas, sin embargo, existe el ofrecimiento –sólo eso– de Movilidad, de que la selección se hará sin distingo alguno y que dará a conocer los nombres de los recompensados, por lo que se analizará con lupa quiénes son tratando de encontrar a alguien con nexos con el mundo oficial o político. En cuanto a la tarifa, le petición se fue al extremo, al demandar que en lugar de los 13.50 por el banderazo sea de 18.00 pesos y en horario nocturno de 21.60, lo que significa un incremento de 40%. Aunque todo mundo quisiera ganar carretadas de dinero, tiene que haber mensura y considerar que el horno no está para bollos, que en las actuales circunstancias pagar por un viaje corto de 25 pesos y que suba 10, 12 o 15 pesos obligará a reducir la demanda. El ingreso de las familias ha sido mínimo, por lo que aquellos que tienen necesidad de viajar en automóvil de alquiler tendrán que reducir sus gastos para pagarlo o bien, utilizar el urbano, que también se fue a lo grande, al exigir un alza de 75% en la tarifa, de manera que de 9.50 actual pasaría a 17 pesos. Respecto a la tarifa nocturna que insisten los taxistas, podrían resurgir los problemas que hubo hace varios años cuando alguien les autorizó tres tarifas, una para cada anillo de circunvalación y que por la noche aumentaban, por lo que ante los continuos reclamos de los usuarios volvió a ser una sola, pero hasta la fecha insisten que deben cobrar más cuando el servicio es nocturno, lo que no explican cuál es la diferencia si es de día o de noche puesto que los recorridos son los mismos, y en caso de que alguno no quiera trabajar en la madrugada habrá otros que sí lo hagan. Es otro punto donde habrá que estar muy atentos en la respuesta que dé la autoridad.