Saúl Alejandro Flores

Estimados lectores, en esta semana y la próxima les expondré sobre lo que implica hablar de una empresa mixta o pública que preste los servicios de agua en Aguascalientes, tema que se ha puesto de manifiesto como la figura que sustituirá el actual modelo de prestación del servicio a través de una concesionaria.

Pasemos entonces a explicar de qué se trata dicha figura desde el ámbito jurídico y luego a su viabilidad en el sector agua potable. Este tema es estudiado en el primer curso de Derecho Administrativo en las licenciaturas en Derecho, para ello tomaré como referencia el libro: “Derecho Administrativo. Primer curso” de Rafael I. Martínez Morales, trataré de ser muy explícito para que su comprensión sea sencilla. Así que vamos a su explicación.

¿Qué es la empresa pública? “Partimos de que el estado lleva a cabo tareas administrativas, es decir, cumple parte de sus cometidos. También podemos afirmar que por su medio el estado realiza ciertas labores dentro de sus atribuciones, los que se supone persiguen beneficios para la colectividad u obedecen al interés público”.

Es importante distinguirla de la empresa privada por que a diferencia de la empresa pública con la empresa privada es que ésta “tiene por finalidad la obtención de lucro, o sea, de lograr utilidades que normalmente habrán de aumentar el patrimonio personal del particular o particulares que aportan los medios o recursos al negocio”.

Las empresas públicas tienen las siguientes características:

  • “Son creadas por acuerdo del presidente de la República, (titular del Ejecutivo Federal o Estatal) excepcionalmente por ley del Congreso”.
  • “Gozan de personalidad jurídica, distinta de la del Estado”.
  • “Cuentan con patrimonio propio”.
  • “El estado les proporciona parte o el total de sus recursos económicos”.
  • “No tienen relación jerárquica con el Poder Ejecutivo”.
  • “La administración pública ejerce un control o una tutela sobre su actividad”.
  • “Su objeto es de carácter industrial o comercial”.
  • “Sus tareas las rigen, principalmente, normas de derecho privado”.
  • “Su finalidad es satisfacer necesidades colectivas y no la obtención de lucro”.

Antes de continuar es importante detenernos en el Artículo. 46 de la LOAPF, (Ley Orgánica de la Administración Pública Federal) que nos dice que “una empresa será considerada de participación estatal mayoritaria cuando el estado por medio de cualquier órgano centralizado, descentralizado o sociedad mercantil o civil estatal, intervenga de alguno de los siguientes modos”:

  • “Aportando más del 50% del capital social”.
  • “Exista una serie especial de acciones para ser suscritas solamente por la federación”.
  • “En la escritura constitutiva o instrumento de creación, se reserva el derecho de designar a la mayoría de los directivos de la sociedad”.
  • “Conserve el derecho de vetar las decisiones de los órganos de dirección de la sociedad”.

Ahora bien, “el Objeto de las sociedades mercantiles de estado es el siguiente”:

  • “Realizar determinadas tareas que les asigna su acto de creación, relacionadas con cometidos estatales de índole administrativa, dichas labores se refieren a producir, operar o explotar bienes o servicios”.
  • “Su regulación en cuanto al funcionamiento y organización”.
  • “Están reguladas por la Ley General de Sociedades Mercantiles o la Ley de Instituciones de Crédito. Algunas tienen sus leyes específicas como en seguros y fianzas”.

Los Procedimientos para su creación son:

  • “Aquellas que adoptan forma de sociedades mercantiles o similares (sociedad y asociación civil) son creadas por una decisión gubernamental que se materializa mediante un acuerdo de la SHCP y de la Secretaría cabeza de sector, y debe publicarse en el Diario Oficial de la Federación”.
  • “Emitido dicho acuerdo, se procede al otorgamiento de la escritura constitutiva que prevé la ley ante la fe del Notario público, excepto para las SNC”.
  • “El art. 2 de la Ley General de Sociedades Mercantiles otorgan personalidad jurídica propia a las sociedades de las que nos venimos ocupando, esta personalidad es distinta de la que poseen el estado o los socios”.
  • “El verdadero accionista de la empresa pública estructurada como sociedad mercantil es el Estado. Afirmamos esto porque la administración pública o Poder Ejecutivo no tiene personalidad jurídica y por ello no podría, válidamente, adquirir acciones en negociación alguna”.
  • “En representación del Estado o Federación, cualquier ente centralizado podrá adquirir, administrar o enajenar las acciones; mediando acuerdo respectivo, también será factible que tenga carácter de accionista cualquier paraestatal”.

La siguiente semana continuamos con su correspondiente conclusión, contraste y reflexión sobre lo que se pregona, recuerden la importancia de emprender políticas y acciones que permitan que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com

¡Participa con tu opinión!