Tras destacar que no se escatiman recursos en la atención de la salud de la población, el gobernador Martín Orozco, dijo que desde ahora su administración se prepara para la recepción, distribución y aplicación de la vacuna contra el COVID-19, cuando salga la primera opción confiable.

Giró instrucciones para que el personal del ISSEA sea capacitado y una vez que se cuente con el biológico, se establezca una campaña de vacunación eficiente; se cuenta con una reserva de 30 millones de pesos para dos programas específicos: la capacitación alusiva, del personal médico y enfermería de centros de salud y hospitales; el segundo, para la implementación de un esquema nuevo de prevención que se presentarán la próxima semana.

Dijo que aún se desconoce si se firmará algún convenio con la federación para la distribución de la vacuna; sin embargo se tendrá lista una línea de crédito por si es necesario que la entidad deba comprar algunos lotes del biológico; habló de hasta 200 millones de pesos.

Informó que hasta el momento se han destinado más de 300 millones de pesos de presupuesto estatal, en la atención de la pandemia, en equipamiento y la contratación de más personal médico, por lo que se han visto afectados algunos rubros de infraestructura.

Orozco Sandoval agradeció a la sociedad, principalmente a los comerciales, su colaboración durante el cierre temporal de las actividades; los invitó a implementar todas las medidas sanitarias en cada uno de sus establecimientos, para seguridad de la clientela.

Hizo hincapié en que una cosa, es prepararnos para estar listos para cuando se comercialice la vacuna, y otras que relajemos las medidas de prevención; juntos hay que dar el último tirón, para frenar contagios, disminuir la carga hospitalaria y los decesos.