La pandemia y la falta de microchips también ha afectado a la empresa Unipres en Aguascalientes, dado que hace dos años había más de 2 mil 600 trabajadores sindicalizados y en la actualidad sólo son poco más de 700, reconoció el delegado especial de la Confederación Regional Obrera Mexicana, Abel Hernández Palos.
En conferencia de prensa comentó que la difícil situación que viven las empresas del sector automotriz a nivel mundial por la falta de semiconductores afectó también a la empresa Unipres en Aguascalientes, por lo que para evitar que haya despidos, se aplicaron paros técnicos y se les paga a los trabajadores únicamente el 50% de su sueldo, lo que ha obligado a muchos de ellos, tener que buscar un segundo trabajo para compensar su economía.
Comentó que antes de la pandemia, Unipres tenía cerca de tres mil trabajadores y en la actualidad son alrededor de 1,200, de los cuales 700 son sindicalizados y el resto son de confianza, además de negar que vaya a haber despidos masivos en dicha empresa ante la actual situación que padece el sector automotriz.
Por lo anterior, consideró importante que las empresas autoparteras que suministran a Nissan, se diversifiquen y busquen más clientes tal y como lo hizo Flextronics, la cual desde que inició la pandemia se puso a construir accesorios para hospitales, camas, entre otros, a fin de evitar sucumbir.