A casi un año de la pandemia, el cansancio que siente el personal de las áreas de Reglamentos, de Mercados y Protección Civil es evidente, “nadie pensó que se alargaría tanto tiempo esta contingencia por el COVID-19, y en ningún momento se ha dejado de apoyar las decisiones del gobernador Martín Orozco Sandoval”, aseveró el secretario del Ayuntamiento, Jaime Beltrán Martínez.

Ante la publicación del nuevo decreto emitido por el Gobierno del Estado, el funcionario capitalino señaló que a diferencia de los primeros meses en que empezó la contingencia sanitaria, en la actualidad se sabe qué hacer y cómo enfrentar las cosas para reducir los contagios, como evitar las aglomeraciones de personas y por eso se cerrarán a las 10 de la noche los diversos establecimientos.

A través de los meses de trabajo se ha logrado conjuntar esfuerzos entre los diferentes niveles de Gobierno, en un inicio se presentó la situación de las competencias y gradualmente se arreglaron los asuntos.

Hoy en día se voltea a ver al personal médico, junto con los 120 trabajadores operativos de Reglamentos, de Mercados y de Protección Civil distribuidos en 3 turnos y se encuentra una misma constante: el cansancio, tronados física y psicológicamente.

Indicó que todo ese personal no ha salido de vacaciones desde que empezó esta contingencia en marzo pasado, porque se tiene el compromiso de desempeñar sus labores específicas, sin descuidar sus facultades municipales en los diversos ámbitos de competencia.

Jaime Beltrán Martínez detalló que la alcaldesa capitalina y la Secretaría del Ayuntamiento han estado atentas de las indicaciones y peticiones del gobernador y por esa razón se respeta el semáforo estatal COVID, así como los diversos decretos publicados.

Con el nuevo decreto, dijo que la ventaja de esta pandemia es que a la fecha se han instrumentado todas las acciones correspondientes, y aunque ahora las disposiciones son mas rígidas respecto a lo vivido en diciembre pasado, es decir cierre a las 10 de la noche, control de aforo en los tianguis y mercados, aparte los sectores no esenciales podrán seguir funcionando cuidando la cantidad de personas en los establecimientos.

Respecto a las tiendas de conveniencia que operan cerca de hospitales, informó que se analizarán caso por caso para darles oportunidad a que cierren más tarde por la noche, a fin de que las personas que tienen pacientes internados puedan comprar alimentos y bebidas.