Staff / Agencia Reforma

CDMX.- Vanessa Zambotti cada día ve más cerca la luz al final del túnel.

Tras confirmar su contagio por COVID-19 el 17 de abril, la ex judoca ha pasado los días en confinamiento, mejorando visiblemente su estado de salud y reflexionando cómo es que contrajo el virus.

“Yo creo que me contagié en un lugar de más riesgo, desde el 20 de marzo he estado haciendo mi cuarentena, solamente salí el 5 de abril, lo recuerdo muy bien, fui al mercado de la Central de Abastos, y yo creo que ahí fue donde me contagié.

El 9 de abril empecé a tener síntomas, empecé con mucho dolor de garganta, a estar ronca, a estornudar, no tenía tos, y ya de ahí del 9 hasta el 19 o 20 de abril estuve muy enferma, con mucha temperatura, con mucho dolor en los huesos”, compartió Zambotti para Marca Claro.

Vanessa recibió tratamiento y paulatinamente fue recuperándose sin necesidad de ser hospitalizada.

“Empecé a recuperarme poco a poco, lo último que desapareció fue la diarrea, pero ahorita ya estoy bien y ya tengo siete días sin síntomas”.