El gobernador del Estado, Martín Orozco Sandoval, precisó que el próximo regreso a clases en nivel básico será de manera voluntaria, y los padres de familia decidirán llevar a sus hijos o no a las escuelas. Lo anterior dependerá de que el personal docente sea vacunado durante el próximo mes y de la evolución en el semáforo epidemiológico del Gobierno Federal.

En entrevista presencial, el mandatario puntualizó que ve cerca el retorno a las escuelas, incluso para el siguiente mes, sin embargo, la decisión del regreso a las aulas a poco más del primer año de pandemia, se deberá tomar a raíz de que los maestros sean vacunados, una vez que las autoridades federales terminen con la aplicación de la segunda dosis en adultos de la tercera edad.

El día de ayer, algunos planteles de educación básica reanudaron actividades bajo el esquema de asesoría voluntaria, el cual tiene el objetivo de regularizar a aquellos alumnos con complicaciones en acceso a internet.

Finalmente, Orozco Sandoval dijo que continuarán presionando a la Federación para que a la brevedad posible, médicos privados sean vacunados contra la pandemia.

“Mucho depende de la voluntad de los maestros, la vacuna ojalá sea para maestros para en mayo regresar a las escuelas. Veo cada día más cercano el regreso a clases. Cuando el semáforo esté en verde y estén todos los maestros vacunados, también será voluntario para los padres de familia que quieran llevarlos a clases”, expresó.