Al informar que de los 37 dictámenes en rezago y heredados por la anterior legislatura, solo uno sigue en cartera. El diputado presidente de la Comisión de Vigilancia, Jaime González de León, señaló que en la presente legislatura no ha llegado mucho trabajo, pero se aproximan los tiempos de la revisión de las cuentas públicas, del paquete económico y de las leyes de ingresos de los municipios.
En este momento se tienen siete iniciativas pendientes por dictaminar por la Comisión de Vigilancia. Además, comentó que el próximo 30 de octubre vence el plazo para que los municipios entreguen su propuesta de Ley de ingresos, y el día 31 de octubre le corresponderá al Gobierno del Estado presentar el paquete económico.
De las iniciativas heredadas, dijo que la mayoría fue desechada por estar relacionadas con modificaciones a leyes de ingresos o presupuestos de ejercicios anteriores.
Respecto a las cuentas públicas, comentó que el pasado 31 de julio venció una etapa consistente en que el Órgano Superior de Fiscalización debió haber informado a todos los entes auditados sobre el pliego de observaciones, así como se tendrán 20 días hábiles para responderlos a través de la presentación de documentación e información.
A más tardar el 30 de septiembre, el OSF deberá entregar su informe de resultados a la Comisión de Vigilancia, la cual tendrá hasta el final del año para someterlo a votación ante el pleno.
Por otra parte y en sesión ordinaria, la Comisión de Vigilancia entrevistó ayer a diez aspirantes que han cumplido con los requisitos para convertirse en el titular del órgano interno de control de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.
El siguiente paso será volver a sesionar para emitir un acuerdo que será turnado a la Junta de Coordinación Política para que, una vez que se reanuden los trabajos en el periodo ordinario que arranca el próximo 15 de septiembre, se suba al pleno y se haga la discusión correspondiente.
Finalmente, consideró que la elección del próximo contralor interno de la CEDH será complicado, porque los 10 aspirantes entre mujeres y hombres han mostrado un alto nivel, con excelente curriculum y trayectoria; la mayoría con varios años de experiencia en temas de auditoría, fiscalización y transparencia.