Al ponerse en marcha las obras para la construcción del paso a desnivel de Segundo Anillo de Circunvalación y Mariano Hidalgo, se da continuidad al proyecto de dar agilidad vial a este segundo arete vial y ahorrar el tiempo de traslado de los automovilistas, sin descuidar la seguridad de peatones y conductores de vehículos menores.

Se trata de una obra  a desarrollarse en unos 900 metros, en la que se invertirán 140 millones de pesos, para la que no será necesario el cierre de vialidades, pues se ha planeado que éstos sean intermitentes y permitir que los automotores puedan pasar libremente, con la debida precaución, y cuando esto ocurra, se hará el aviso con anticipación.

En el acto en que el gobernador Martín Orozco Sandoval dio el banderazo de inicio de esta obra a cargo de la empresa local CAFA, Jesús Altamira, secretario de Obras Públicas del Estado indicó que el beneficio será para alrededor de 40 mil automotores que diariamente circulan por todo el Segundo Anillo que es el promedio en todos los puntos de esta avenida que rodea a la ciudad; la novedad es que también se dará atención a Mariano Hidalgo para dar cauce a los vehículos que deben entrar y salir a las colonias de esa parte del sur como son Morelos, Periodistas, Mujeres Ilustres, San Jorge, Lomas del Ajedrez, entre otras.

El acuerdo con el constructor de esta obra, es que se mantenga el flujo vehicular del Segundo Anillo para no afectar a los negocios de la zona, además establecer estacionamientos públicos, habilitar un cruce peatonal y planear rutas alternas de circulación para cuando se requieran, para de esta manera evitar conflictos.

El Mandatario Estatal refirió que los estudios realizados indican que al concluir este paso a desnivel y el que sigue en Las Américas, mismo que tendrá que iniciar antes que termine este año, se logrará reducir de 45 a 25 minutos el recorrido en vehículo por todo el Segundo Anillo, respetando la velocidad de 60 kilómetros por hora.

Agradeció asimismo a la empresa Sensata Technologies por ser parte del proyecto y sumarse en el tema de responsabilidad ambiental, pues los árboles que serán removidos del camellón central serán replantados al interior de la empresa y con esto conformar una especie de bosque urbano.