CDMX. – Tras varios días de hospitalización y recuperación por una infección que lo dejó en terapia intensiva, Daniel Bisogno se someterá a un trasplante de hígado.
Los médicos le informaron al conductor de Ventaneando, programa al que regresó después de estar ausente debido a sus problemas de salud, que era la única opción «verdaderamente curativa».
«Lo que necesitan hacer los doctores después de todo esto, había muchas opciones, pero la única que es verdaderamente curativa es trasplantar y eso es lo que se va a hacer», afirmó.
Bisogno explicó que ya está en la lista para recibir un trasplante, tras someterse a un riguroso proceso de evaluación médica y análisis para determinar su idoneidad como candidato. «Cuando uno escucha la palabra trasplante suena muy fuerte y ya que lo vives de cerca y te explican cómo es, llega la calma que no es tan fuerte», aseveró.

Mi mamá dio la vida por mí. – Bisogno
Durante el tiempo que Daniel Bisogno estuvo en el nosocomio, su mamá, María Araceli Bisogno Tapia, falleció. La señora lidiaba con problemas de salud que se agravaron después de haberse contagiado de Covid-19 en 2020.
Daniel no sabía lo que había sucedido hasta que despertó dos días después, cuando mostró mejoría. «No deja de ser bonito lo que creo, el saber que mi mamá siempre estuvo dispuesta a dar la vida por mí. Gracias a ella estoy aquí», señaló.