Un sujeto que aparentemente es integrante de una banda delictiva enfocada al robo de automóviles, fue detenido y puesto a disposición del agente del Ministerio Público.
Se trata de Juan Gerardo, de 39 años de edad, quien confesó que le pagarían 500 pesos por manejar y llevar hasta un predio la camioneta de la que se había apoderado minutos antes.
Elementos de la Policía Estatal realizaban sus labores de vigilancia cuando, al circular por la carretera estatal 60, observaron a toda velocidad una camioneta RAV4 Toyota, por lo que le dieron alcance para solicitar a su conductor detuviera su marcha, sin embargo, lejos de atender el llamado de los uniformados, el individuo aceleró con la intención de escapar de los policías, iniciando en esos momentos una persecución, la cual terminó cuando al llegar a la entrada de la comunidad San Nicolás, le cerraron el paso con una patrulla al sospechoso, lugar en el que finalmente lograron que descendiera de la unidad.
Con ello fue posible cuestionar a Juan Gerardo, quien en una primera instancia señaló que trabajaba en un taller mecánico a donde trasladaría la camioneta para revisarla, sin embargo, no pudo indicar la ubicación del mismo cayendo además en varias contradicciones.
En consecuencia, los efectivos consultaron los datos de la unidad que no portaba placas de circulación en el Sistema Plataforma México, donde se confirmó que se trataba de un vehículo con reporte de robo, al tiempo que el ahora detenido terminó por aceptar que una persona con la que tiene poco tiempo trabajando, le pagó por llevar la unidad del fraccionamiento Cumbres, a un predio cerca de la comunidad Cañada Honda.
Finalmente, el sujeto en mención fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público, quien determinará su situación jurídica.