Una mujer que en noviembre de 2023 provocó un trágico accidente automovilístico en el que falleció una joven y varios de sus familiares resultaron heridos, fue detenida por agentes del Grupo Mandamientos Judiciales de la FGE, en cumplimiento a una orden de aprehensión. Sin embargo, un juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial con sede en la ciudad de Aguascalientes la dejó en libertad, luego de vincularla a proceso por los delitos de homicidio culposo, lesiones culposas y daño en las cosas culposo, cometidos en agravio de tres personas, según consta en la carpeta de investigación iniciada por el agente del Ministerio Público de la Unidad de Trámite Común de la Vicefiscalía de Investigación.

Se informó que la sospechosa podrá llevar a cabo su proceso en libertad, gracias a una suspensión definitiva otorgada por un juez federal en un juicio de amparo conexo. Para ello, deberá pagar una garantía económica de 15 mil pesos, entre otras medidas cautelares impuestas. Asimismo, se estableció un plazo de 60 días para el cierre de la investigación complementaria.

La persona identificada como Elizabeth Yadith fue la responsable del accidente ocurrido el 19 de noviembre de 2023, donde se produjo un choque por alcance que resultó en el fallecimiento de una joven de nombre María Mabel, de 25 años. En ese momento, aproximadamente a las 23:30 horas, Yadith, quien se encontraba bajo los efectos del alcohol, conducía a exceso de velocidad un automóvil Nissan Máxima de color azul marino.

Circulaba por la avenida Convención Oriente en dirección de sur a norte y al llegar a la intersección con la calle Jaime Nunó, en la colonia Héroes, colisionó por alcance contra la parte trasera de un vehículo Chevrolet Chevy de color gris. Como resultado del violento impacto, varias personas resultaron heridas, incluida María Mabel, quien finalmente falleció el 22 de noviembre de 2023 en el HGZ No. 2 del IMSS.

Es importante destacar que el día del accidente, Elizabeth Yadith logró escapar, con la ayuda de un ex agente de la FGE y dos oficiales de la Policía Vial, permaneciendo prófuga de la justicia durante casi tres meses, hasta que finalmente fue localizada y detenida por agentes de la PDI.