La pandemia del coronavirus continúa causando estragos económicos, ahora es en templos y en parroquias de la Diócesis Católica de Aguascalientes, donde se han tenido que tomar acciones emergentes en algunos casos, luego de que han dejado de percibir el diezmo tras las celebraciones eucarísticas a puerta cerrada.

El vocero de la Iglesia en Aguascalientes, Felipe Gutiérrez Rosales, precisó que atendiendo la contingencia por el coronavirus, han estado ofreciendo misas con número limitado de creyentes o en algunos casos a puerta cerrada.

Lo anterior ha desencadenado problemas graves para las iglesias, quienes han visto afectados de manera seria sus ingresos, toda vez que el diezmo o limosna como también se le conoce, no ha podido ser recaudado.

En consecuencia y dependiendo del nivel de afectación presupuestal en los templos, personal administrativo y de mantenimiento, en algunos casos han tenido que dejar de asistir, pues tampoco tienen dinero para cubrir sueldos. Gutiérrez Rosales agregó que otra de las preocupaciones que enfrenta la Diócesis local es lo referente a los gastos fijos que enfrentan los distintos templos. Agregó que de acuerdo a la última circular enviada por el Obispo José María de la Torre Martín, se exhortó a conservar el número de empleos y cuidándose además de atender las recomendaciones sanitarias.

“Claro que hay afectaciones, se está trabajando al mínimo. Pudieran existir casos donde se tienen ahorros y se puede subsistir a lo mejor un poco más de tiempo, pero todas las parroquias te pudiera decir están en número rojos, porque se mantienen con lo que se les va dando semana a semana”, sentenció.