Una mujer que fue sorprendida con labores de parto tuvo que ser asistida por elementos de la Policía Municipal, logrando la estabilidad de la mujer y del recién nacido. Los hechos se registraron en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Pirules.
Alrededor de las 15:00 horas, el número de emergencia atendió el reporte a través del C-4 Municipal, en que solicitaban de manera urgente la presencia de los cuerpos de emergencia toda vez que al interior de un domicilio ubicado sobre la calle Orquídeas, una adolescente de 17 años se encontraba con labores de parto. De esa manera, elementos del Destacamento Insurgentes, así como paramédicos se trasladaron cuanto antes al lugar de los hechos, cuando al llegar fueron recibidos por quien se identificó como Bertha, de 47 años de edad, quien precisó que su hija encontraba en trabajo de parto en la zona del sanitario, motivo por el que de inmediato los oficiales de la policía preventiva utilizando todas las medidas sanitarias auxiliaron a la joven mujer porque que ya había dado a luz a un bebé.
Finalmente, tras el arribo de paramédicos se continuaron con las labores de asistencia tanto a la madre como el bebé, procediendo a trasladarlos a bordo de la ambulancia ECO420 del ISSEA para su valoración médica, afortunadamente tanto la madre como el bebé fueron declarados estables.