alumnos primaria¡Niños, no se joroben! Es en la edad escolar cuando se adquieren los hábitos de postura; principalmente entre los ocho y nueve años de edad, comienzan los vicios por sentarse mal, mantenerse encorvados, lo cual ocasionará que en etapas posteriores sufran de dolores de columna y espalda, advirtió el ortopedista pediatra del Hospital Hidalgo, Jorge Enrique Cervantes. Resaltó que estas molestias son la segunda causa de mayor incapacidad laboral. Ante ello dijo que se sugiere llevar a cabo higiene postural con el objetivo de evitar dolores, principalmente en columna, hombros, cadera, rodillas y tobillos; explicó que es una serie de normas que se deben seguir para evitar secuelas.
“Se sugiere no tener tiempos prolongados en una misma posición, por lo menos 15 minutos tomarlos de descanso; nosotros modificamos nuestra postura cuando estamos en tercero y cuarto año de primaria, es cuando modificamos para mal nuestra postura; es en ese momento cuando debemos indicar estos ejercicios de higiene, actividades para modificar nuestros hábitos, con el objetivo de disminuir las visitas al ortopedista”, indicó.
El especialista señaló que los principales problemas que se generan con la mala postura son dolores musculares, principalmente desarrollados porque la mesa en que se trabaja no se encuentra a la altura adecuada. Aunque resaltó que es difícil que se den lesiones permanentes a consecuencia de estos malos hábitos, los dolores producidos modifican la calidad de vida de las personas, por lo cual no se debe subestimar.
“El hecho de tener dolor e incomodidades afecta notoriamente su vida; los niños a esa edad deben seguir las normas de higiene postural, hacer ejercicios de calentamiento, que es muy importante, lo pueden hacer en la escuela. Pueden hacer también ejercicios de estiramiento de los músculos de la espalda, caminar de puntas y talones, estirar la parte posterior de las piernas y lo que se pueda”, detalló.
Resaltó que en el caso de las mochilas, el tema ya ha sido bien estudiado y se revela que hay repercusiones por el peso que cargan los educandos; se sugiere que éste no sea mayor al 10% de su cuerpo para evitar problemas de columna y espalda, aunque lo ideal sería que no llevarán más del cinco por ciento de su peso.
“Para transportar la mochila se sugiere que esté bien pegada al cuerpo, que quede a la altura de entre el pecho y el torso, y que esté bien adosada; es común que los niños la carguen muy abajo y eso les haga tener hiperextensión de la columna, o hiperflexión de la columna cuando está muy alta”, precisó.

¡Participa con tu opinión!