En el municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco, fueron rescatadas, por policías estatales de Jalisco, tres personas del sexo masculino que se encontraban secuestradas en una “casa de seguridad”.
Los hechos se llevaron a cabo cuando policías estatales de Jalisco detectaron un coche Kia, color blanco y con placas de circulación del estado de Guerrero, que había sido reportado como robado con violencia.
Cuando le marcaron el alto al conductor, éste hizo caso omiso y trató de darse a la fuga, por lo que se inició una persecución.
Fue a la altura de la calle Felicidad, y esquina con la Privada Felicidad, en la colonia España, del municipio de Encarnación de Díaz, donde los policías estatales encontraron abandonado el automóvil. Sus tres tripulantes escaparon corriendo hacia una zona despoblada.
Al momento en que revisaron el interior de la unidad automotriz, encontraron dos rifles de asalto AR-15 de calibre .223, así como otro rifle de asalto AK-47, conocido como “cuerno de chivo”, de calibre 7.62.
Asimismo, se aseguraron tres chalecos tácticos, un chaleco con tres cargadores para rifle de asalto AK.47 y dos cargadores para rifle de asalto AR-15, todos abastecidos.
De igual forma, los policías estatales “reventaron” una vivienda ubicada en la misma calle Felicidad, donde encontraron a tres hombres que habían sido secuestrados.
Se trata de dos personas de 27 años y otra más de 35 años, a quienes, aparentemente, iban a ejecutar. Debido a que presentaban huellas de tortura, fue necesario el arribo de una ambulancia de Cruz Roja para que se les brindara la atención pre-hospitalaria requerida.
Aunque se implementó un operativo por la zona, no se logró dar con el paradero de los sicarios, quienes lograron escapar. Agentes de la PDI de la Fiscalía General del Estado de la Zona Altos Norte de Jalisco ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.