En Aguascalientes se estima que hay más de 100 mil perros en condiciones de abandono y de calle, por lo que los esfuerzos de autoridades y de agrupaciones por crear campañas de esterilización aún son insuficientes para disminuir la cifra de animales no deseados, estableció la presidenta de la Asociación Amigos Pro Animal, Ana Zavala Enríquez.
En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Perro que se conmemora este 21 de julio, la activista comentó que esta fecha fue establecida desde el año 2004 para honrar a los animales que están en situación de abandono y para fomentar su adopción, dado que las cifras son alarmantes.
Indicó que en Aguascalientes, de los poco más de 100 mil canes que andan por la calle, no todos son callejeros y por las noches regresan a casa y a sus dueños se les conoce como tutores irresponsables, porque permiten que los perros deambulen solos por la vía pública.
Apuntó que, según la Organización Mundial de la Salud, existen más de 300 millones de perros a nivel mundial abandonados y de éstos, el 70% se encuentran en situación de calle. Mientras que México se ubica como el tercer país a nivel mundial y el primero en Latinoamérica con más abandono y maltrato de animales.
De ahí que las asociaciones trabajan arduamente en combatir el maltrato y el abandono callejero y en el caso de Amigos Pro Animal, actualmente tienen 57 perros listos para ser dados en adopción, luego del rescate masivo que tuvo lugar hace tres semanas en un operativo conjunto con la PROESPA, donde fueron recuperados 23 canes, de los cuales 14 ya están listos para irse a un hogar y el resto están en proceso de rehabilitación. “Por lo pronto, cuatro de los 23 perros rescatados ya encontraron un hogar y se fueron con una familia y tuvimos que abrir un albergue temporal para el resto de ellos”.
Comentó que en 2009 que inició la Asociación Amigos Pro Animal al año daba 10 perros en adopción y hoy en día se entregan de 10 a 15 al mes, por lo que sí ha habido un incremento, gracias a que cada vez hay más conciencia en la población de dar cobijo a un animal de la calle. “Las familias buscan mucho eso, sobre todo las parejas jóvenes y recién casadas, lo primero que hacen es adoptar. Ya no piensan tanto en ir a comprarlo y nos buscan en las jornadas de adopción y se llevan un criollito”.