La violencia física, verbal y emocional es la que más padecen las mujeres de Jesús María y que más se denuncia y se atiende mediante orientación jurídica y psicológica, así lo señaló la encargada del despacho de la Instancia de la Mujer de dicho municipio, Martina Garza Martínez.
Destacó que lo que más se denuncia con mayor frecuencia son los golpes, así como la violencia verbal y psicológica, además de que hay algunos casos en los que hay mujeres que han acudido a quejarse de que los hombres las obligan a ingerir drogas.
Por lo anterior, dijo que, en la Instancia de la Mujer, se les atiende de manera integral y les dan seguimiento a los diferentes casos mediante visitas de campo con el apoyo de una trabajadora social. “Si no regresan, vamos a sus casas a ver qué pasa; primero, les llamamos y, si no contestan, acudimos a su domicilio”.
La funcionaria municipal reconoció que el nivel de violencia hacia la mujer en Jesús María es fuerte y ello se refleja en el alto índice de reportes que recibe la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y la Instancia de la Mujer. “Es bueno porque las mujeres se están dando cuenta que hay un lugar donde se les apoya y se animan a denunciar y se incrementa la cantidad de denuncias y es malo porque nos damos cuenta en estadísticas cómo estamos y eso también nos ayuda a generar nuevas acciones”.
En el marco del Mes Naranja, indicó que llevaron a cabo una pequeña brigada en las 6 delegaciones municipales y acercaron a los abogados y a los psicólogos en horario de las 9:00 a 3:30 de la tarde durante 6 días y el día 25 culminarán frente a la Presidencia Municipal. Asimismo, dijo que tendrán una Unidad Médica de Salud del Municipio para atender a las mujeres que tengan la necesidad de tratarse con el médico gracias al apoyo del DIF Municipal.
Adicionalmente, dijo que van a colocar violentómetros grandes en todas las áreas de la Presidencia Municipal, instancias, direcciones, jefaturas de departamento y secretarías de forma interna, así como una lona a la entrada del municipio con mensajes destinados a la erradicación o eliminación de la violencia en contra de las mujeres y niñas. “Todo va encaminado a erradicar y a disminuir la violencia de género hacia la mujer y hacia las niñas y a que trabajemos en igualdad”.