Hasta junio podrían reabrir antros y bares en el municipio de Jesús María, pero bajo ciertas restricciones, así lo reiteró el alcalde José Antonio Arámbula López, tras señalar que por lo pronto siguen cerrados este tipo de giros considerados de alto riesgo.
En entrevista con El Heraldo, el edil de Jesús María dejó en claro que harán un planteamiento de poder abrir con ciertas restricciones este tipo de negocios junto con salones de fiestas, gimnasios y canchas deportivas a partir del 1º de junio.
En materia de restaurantes y negocios de comida, Arámbula López aclaró que ya están operando, siempre y cuando no se llenen los establecimientos, sino que trabajen a medio cupo o menos, además de mantener la sana distancia y seguir con todas las medidas de control. “Yo los dejo operar porque a fin de cuentas el giro no es lo que afecta, sino la concentración de gente”.
Reiteró que, por lo pronto, varios comercios operan ya con normalidad, sobre todo las farmacias, tiendas de abarrotes, negocios de venta de teléfonos celulares, entre otros, bajo las medidas de protección que marca la contingencia, de contar con gel antibacterial, el uso del cubrebocas, el tapete sanitizador, la sana distancia, entre otras. “Los que no han cumplido siguen operando y tenemos brigadas de revisión y hemos también clausurado”.
Por lo pronto, reiteró su llamado a la población a cumplir con el confinamiento para evitar una mayor propagación del virus, tras reconocer que mucha gente no se guarda, porque aún hay incredulidad de que la pandemia existe.