Ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, fue puesto a disposición un individuo que presuntamente agredió sexualmente a su propia hija, una menor de apenas tres años de edad.
Se trata de quien responde al nombre de Gilberto, de 28 años de edad, mismo que se encontraba bajo los influjos de las bebidas embriagantes.
Fueron elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado quienes hicieron su detención ayer a las 03:30 horas, en un parque que se ubica en la avenida San Lorenzo y esquina con la calle Niágara, en la cabecera municipal de Jesús María.
Fueron los vecinos quienes reportaron la presencia de este individuo, luego de que escucharon el llanto de una menor de edad. Al ir a investigar, observaron a Gilberto profundamente dormido junto a la niña.
Los uniformados detectaron que la menor presentaba lesiones de haber sido agredida sexualmente, por lo que solicitaron la presencia de los paramédicos para que la trasladaran a un nosocomio, mientras que el ebrio padre de familia fue detenido.