En materia económica el presidente López Obrador queda mucho a deber ya que no hay programas que impulsen el crecimiento de las empresas y la generación de empleos, así lo consideró el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, José Gil Gordillo Mendoza.
Recordó que al inicio de la actual administración federal había varias propuestas que todavía no se ven cristalizadas en el tema del crecimiento, desarrollo, para abatir la pobreza, entre otros.
Afirmó que si bien en materia macroeconómica ha habido cierta estabilidad durante estos 3 años, actualmente hay un riesgo en el tema de la inflación, además de que si bien hay una cierta recuperación económica en el país, es debido a que la economía como tal camina sola, independientemente si el Gobierno Federal la impulse o no.
Destacó que hasta el momento no hay un programa exitoso de la administración federal que haya logrado resolver un problema de fondo en el rubro económico ya que en los dos primeros años en economía fueron con muy bajo crecimiento y con indicadores de inversión baja, “entonces yo consideraría que no se han cumplido las expectativas y no todo está relacionado con la pandemia”.
Estableció que aún hay una serie de pendientes tales como el nuevo Aeropuerto y el Tren Maya, además de que no se ven a instituciones sólidas ni a secretarías realmente desarrollando programas o invirtiendo, por lo que se requiere un cambio en cómo se lleva el liderazgo en cuestión de las dependencias. “Yo pensaría que estamos en una centralización del tema económico y que la Secretaría de Hacienda más que su rol que tenía antes que era de impulsor de proyectos, se ha enfocado en recaudar más para poder canalizarlo a los programas sociales”.
Por lo anterior, dijo que este tercer informe es una oportunidad para repensar varias cosas de cara a la presentación del Paquete Económico 2022 que tendrá lugar en próximos días ante la Cámara de Diputados, a través del cual se asigne presupuesto para promover la economía, que las empresas crezcan y se capaciten, que haya más desarrollo en los estados, así como infraestructura. “Creo que el Gobierno Federal se tiene que tomar más en serio el tema económico y para esto necesita que haya presupuesto, estructura y ganas de hacerlo”.