Denuncia la secretaria general de la Sección 28 del Sindicato de Trabajadores del ISSSTE, Rosa María Bonilla Barrón, que han iniciado los despidos injustificados al interior de este organismo, a pesar de que hay un decreto presidencial de abril pasado, el cual señala que ningún trabajador federal puede ser despedido durante esta contingencia.

La dirigente del Sindicato informó que el pasado 15 de julio fueron despedidos sin justificación alguna, dos trabajadores administrativos de base y sindicalizados con 18 años de servicio, quienes laboraban en la Subdelegación de Prestaciones, donde uno trabajaba en el Departamento de Pensiones y el otro en Acción Social.

Destacó que esta acción fue ordenada por Araceli Sánchez Ramírez, quien es la subdirectora administrativa del Hospital General del ISSSTE en Aguascalientes, la cual hizo caso omiso al Decreto Presidencial de que nadie puede ser despedido durante el tiempo de la contingencia. “Los compañeros despedidos estaban comisionados en la Delegación del ISSSTE y lo que el subdirector en México solicitó fue que dichos trabajadores con todo y su plaza se trasladaran al Hospital, pero la subdirectora en Aguascalientes está metiendo a mucho personal que no tiene autorizado. Ya tiene a un secretario particular, dos abogados, un asistente, una secretaria y está requiriendo las plazas”.

Señaló que incluso acudió a entrevistarse directamente con la subdirectora administrativa del Hospital General del ISSSTE, Araceli Sánchez Ramírez, sin embargo no la ha querido atender y se ha negado a dialogar en la petición de que reinstale a dichos compañeros. “Incluso uno de los trabajadores despedidos, tiene a su mamá con cáncer y la apoya en cuestión de medicamentos, tiene a una hija con discapacidad y es el único sustento de su familia, pero a ella no le interesa”.

Asimismo, dijo que la subdelegada Sánchez Ramírez está llenando el instituto de gente recomendada y conocida de ella, lastimando a compañeros que tienen años laborando en el ISSSTE, por lo que incluso ya solicitó 7 plazas más, “lo cual me da entender que va a seguir pegándole a mi gente sindicalizada y a mí no me están tomando en cuenta para hacer este tipo de movimientos y esa es la molestia que estamos expresando”.