Panificadores siguen padeciendo por la constante variación de precios en insumos, que van desde servicios como electricidad, combustible, gas L.P. y hasta en la materia prima. Lamentablemente, dicha situación los ha limitado a crecer durante el primer trimestre del año.
El presidente del Grupo de Industriales Panificadores de Aguascalientes (GIPA), Jaime Álvarez Esparza, detalló que el comienzo del año ha sido complicado, al no reflejar incremento, conformándose con que algunos negocios al menos no han desaparecido. A pesar de que de la misma manera, al menos en el ámbito laboral, las panaderías ya no se han visto en la necesidad de programar descansos obligados entre sus trabajadores, de momento la incertidumbre para el gremio es incierta. El líder de los tahoneros, pidió a las familias no dejar de lado del consumo del pan, pues de ello depende una gran cantidad de empleos.
Lamentablemente, el sector está enfrentando un encarecimiento en otros insumos que hasta hace poco se mantenían estables, como sucede en el trigo. Luego de que en algunos casos el precio por pieza de pan dulce y salado se vio ajustado, de momento no es conveniente dijo, realizar un nuevo incremento, pues para muchos negocios sería catastrófica dicha decisión.
«Tenemos que hacer esfuerzos para continuar de pie, negocios de mucha tradición están haciendo esfuerzos por seguir y mantener empleos. El pan que se elabora en la entidad, te puedo asegurar que es de los mejores que hay en el país, en cuanto tamaño y precio y eso debe de ser valorado», concluyó.

¡Participa con tu opinión!