El secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial, Isidoro Armendáriz García, informó que se redujo a 15 el número de vuelos para estimular las lluvias y hasta el momento se han cumplido 11.

La expectativa es que al cabo del programa se hayan acumulado entre 120 y 140 milímetros de precipitación. Las proyecciones indican que las lluvias continuarán durante septiembre y principios de octubre, lo cual beneficiaría los terrenos de agostadero y los cultivos de temporal, como el maíz y el frijol.

Explicó que la reducción de vuelos obedeció a variaciones en el número de horas en el aire, especificadas en el contrato. Factores como la duración de los vuelos y los costos adicionales por la permanencia de la aeronave en el aeropuerto fueron considerados en esta decisión.

A pesar de los logros que dijo se han obtenido hasta el momento, el titular de la Sedrae resaltó la importancia de una mayor condensación y nubosidad para maximizar los resultados de este proceso. Armendáriz García enfatizó que la combinación de avances científicos, recursos naturales y confianza en el proceso son elementos esenciales para el éxito del programa.

El funcionario informó que los vuelos realizados buscan estimular la formación de lluvias en las zonas afectadas por la sequía. Sin embargo, destacó que aún quedan por realizar de 4 a 5 bombardeos adicionales y se programarán con base en las horas establecidas en el contrato con la aeronave responsable de la ejecución de esta tarea.

Explicó que el programa se basa en la colaboración con fenómenos naturales, aprovechando las nubes generadas por la naturaleza para introducir el reactivo necesario y promover la formación de lluvias.

En relación al financiamiento del programa, el cual ascendió a 8 millones de pesos, el titular de la Sedrae aseguró que se cuenta con fondos aprobados para los vuelos programados, provenientes tanto de los gobiernos Federal como Estatal. Además, se está evaluando la posibilidad de obtener financiamiento adicional en caso de ser necesario.

Licenciada en Medios Masivos de Comunicación de la UAA. Reportera de la fuente local desde hace casi 30 años. He cubierto diferentes fuentes informativas, aprendiendo de ellas y compartiéndolas con la sociedad.