Frente a los cambios anunciados al gabinete presidencial, Coparmex Aguascalientes se sumó ayer a la postura nacional del organismo en el sentido de que la gestión de Graciela Márquez Colín, quien dejará la titularidad de la Secretaría de Economía (SE), se inscribió en el contexto de un gobierno cuyas decisiones, en su mayoría, han tenido un talante anti empresarial.
Presidido en Aguascalientes por Juventino Romero de la Torre, el sindicato patronal sostuvo que en esta administración ha disminuido la confianza y se han retirado programas exitosos como fue el caso de Pro México y del Inadem.
A través de un comunicado y respecto de los dos años de la relación del Gobierno Federal con la iniciativa privada, señaló que no hay duda que la presente ha sido una administración depredadora de la confianza, de la certidumbre jurídica y ha deteriorado las posibilidades de que el país reciba más inversión extranjera y doméstica.
La gestión de Márquez en la SE, si bien fue ecuánime, poco pudo hacer en estos dos años porque su responsabilidad estuvo insertada en la lógica de un gobierno cuyos lineamientos y acciones primordiales son contra el sector empresarial.
Además, Coparmex consideró que no hay riesgo por su relevo en la Secretaría para la implementación del T-MEC, un Tratado que a estas alturas es un acuerdo cerrado entre los tres países, y cuya implementación se va a dar más allá de las personas, con un grupo de funcionarios en las áreas internacionales de la Secretaría de Economía, que están dando seguimiento a estos temas.
Coparmex reiteró la disposición del organismo en el país para tender puentes de diálogo con el Gobierno, y ahora con la nueva titular de la Secretaría de Economía, quien podría convertirse en una importante interlocutora con el sector privado.
Además, porque es importante replantear la estrategia económica y comercial de México, y enmendar las decisiones tomadas, dado que aún quedan dos terceras partes del sexenio y es fundamental el impulso a la diversificación comercial, así como el aprovechamiento de los 13 tratados de libre comercio que se han suscrito con 50 países, como palancas para superar la actual crisis.