Ya superó la entidad las 3 mil defunciones por COVID-19. A pesar de que recientemente Aguascalientes logró transitar a color verde dentro del semáforo epidemiológico ante la baja de nuevos contagios, lamentablemente la cifra de víctimas mortales no ha podido disminuir, convirtiéndose incluso el recién terminado mes de mayo, en el tercer periodo más letal en lo que va de la pandemia.

Al dar a conocer el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA) el reporte técnico sobre el comportamiento de la pandemia, se detalla un total de 12 defunciones más en las últimas 24 horas, arrojando un total de 3 mil 006 muertes. De la misma manera y en el mismo periodo, la cifra de nuevos contagios se elevó a 30 más, concentrando un total de 22 mil 610.

Por su parte, la cifra de pacientes recuperados se mantiene estable con 19 mil 265, al igual que la ocupación hospitalaria en camas con ventilador, menor al 30%. Hasta este día, se han aplicado en la entidad un total de 375 mil 593 vacunas, existiendo de momento 295 casos positivos. Cabe mencionar que la entidad continúa ocupando la décima posición en cuanto a mayor número de mortandad en el país, con un promedio de 12.9. Tan sólo durante mayo pasado, se registraron 344 decesos, sólo por debajo de enero de este año, con 353 defunciones y con noviembre con 350. La mayoría de las personas que han perdido la vida, se encontraba dentro del grupo etario de 65 a 69 años de edad, con el 13.8%, seguido de quienes se encontraban en el rango de 70 a 74 años, con el 13.6%. Las principales causas de las defunciones por coronavirus, están relacionadas a complicaciones asociadas a enfermedades crónica degenerativas, como la hipertensión, diabetes mellitus y obesidad, con el 35.4, 28.8 y 10.5%, respectivamente.

También, las mujeres son quienes mayor número de casos positivos concentran, con el 52%, mientras que de manera general, el grupo de edad de entre 25 a 29 años, representan la mayoría de los casos con el 11.1%, seguido de jóvenes de 30 a 34 años, con el 10.3%.

La primera defunción por COVID-19 en la entidad, se registró el 10 de abril del año pasado, 406 días después se superaron las tres mil defunciones.