Dos unidades de motor que presentaban alteraciones en el número de serie fueron aseguradas en hechos distintos, por elementos de la Policía Estatal. Ambas unidades fueron trasladadas ante la Fiscalía General del Estado en la espera de que sean reclamadas por sus legítimos propietarios.
El primer aseguramiento se registró en calles del fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, cuando policías realizaban sus labores de patrullaje y al circular sobre la calle Domingo Velasco, detectaron que la conductora de un vehículo marca Honda Odyssey, color café, modelo 2018, con placas de circulación de San Luis Potosí, no portaba el cinturón de seguridad, por lo cual le marcaron el alto. Quien dijo llamarse Noemí, de 26 años de edad, no presentó la documentación correspondiente de la unidad, por lo que los oficiales procedieron a revisar el vehículo, logrando confirmar alteraciones en el número de motor y serie.
Más tarde, en calles de la colonia Altavista, los oficiales detectaron y aseguraron un vehículo Chevrolet con placas del Estado de México, mismo que al circular sobre la calle Santa Irene observaron que su conductor efectuaba una maniobra prohibida, por lo que le marcaron el alto. Quien dijo llamarse Salvador, de 54 años de edad, no pudo acreditar los documentos que demostraran la legitimidad de la unidad, por lo que al revisar el motor y número de serie confirmaron que presentaba alteraciones en sus respectivos números.
Finalmente, tanto la mujer como el varón fueron asegurados al igual que las unidades, y presentados ante la Fiscalía del Estado.