De cara al proyecto hídrico para el Municipio de Aguascalientes que se adoptará a partir del ejercicio fiscal 2023, el alcalde capitalino Leonardo Montañez Castro aseveró que ni el título de concesión ni Veolia están descartados y se analizan diversos modelos de operación, ya que la cuenca hídrica no es de carácter municipal, sino estatal e incluso regional.

El alcalde añadió que este proyecto no se limita a quién prestará el servicio de agua potable, ya que “es un tema que debe abordarse sin egoísmos, pues el reto es la sustentabilidad del recurso agua para todo el estado, motivo por el cual se requiere una coordinación con los 11 municipios”.

Montañez explicó que el trabajo que se definirá en los siguientes meses es si el modelo a implementar será estatal, mixto o municipal, a través de un organismo público descentralizado. La decisión deberá ser muy seria y se tomará con base en el diagnóstico que realiza un grupo de expertos y de la misma ciudadanía, junto con universidades del estado.

VEOLIA. Respecto a Veolia, dijo que muchos ciudadanos se encuentran inconformes con el servicio de la concesionaria, pero debe tomarse en cuenta que el título de concesión se hizo hace 30 años y, en aquel entonces, las condiciones eran distintas. Dijo también que, en el nuevo modelo que se adopte, el Municipio establecerá las nuevas bases y las características que deberán cumplir quienes quieran participar.

En la actualidad, Aguascalientes cuenta con una red de 2,700 kilómetros de tuberías de agua potable. Si éstas tuvieran una vida útil promedio de 60 años, por lo menos cada año deberían cambiarse 40 kilómetros. Lo anterior pone en evidencia el enorme reto existente para no tener pérdidas del vital líquido en la infraestructura subterránea vigente.

El municipio capital consume 114 millones de metros cúbicos anuales. De esos, se pierden más de 45 millones de metros cúbicos en la red hidráulica a través de fugas.

¡Participa con tu opinión!