Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Hacerse la prueba PCR de Covid-19 toma menos de tres minutos, pero la espera por el resultado puede tardar hasta un mes.
No importa si se realizó en quiosco, centro de salud o ya en hospitalización.
REFORMA buscó a una veintena de personas, quienes esperaban respuesta casi un mes después de haber buscado atención médica.
Tras realizarse la prueba, a todos se les recomendó confinarse hasta recibir sus resultados, pero coincidieron en que apenas y pudieron resguardarse de tres a cinco días ante la tardanza.
«Hace 29 días me hice la prueba del sector salud y todavía no tengo el resultado, la verdad pude hacérmela mejor en uno particular y como lo (hice), el resultado fue positivo», contó Daniela Carmona.
Osvaldo Díaz, quien habita en la Colonia Pedregal de Santo Domingo, zona en rojo en la Alcaldía Coyoacán, se hizo la prueba en uno de los quioscos el 28 de octubre. Para el 2 de diciembre todavía esperaba su resultado.
En tanto, Ramona Salas, de la Alcaldía Miguel Hidalgo, compartió que desde que se hizo la prueba el 10 de noviembre y hasta el 3 de diciembre no le habían respondido.
Entre los consultados, apenas tres dijeron haber pagado de 3 mil 500 a 4 mil 500 por pruebas en laboratorios privados para salir de dudas y confirmaron sus sospechas.
El Gobierno capitalino reconoció la tardanza en los resultados de PCR. Aseguró que hasta el 20 por ciento de los resultados de las pruebas se retrasaban debido a la demanda excesiva y fallas en las máquinas procesadoras.
Entre pruebas PCR y pruebas rápidas de antígenos, la Capital cumple dos semanas con un promedio de 20 mil test diarios. El refuerzo se realizó para disminuir la espera de semanas, reconoció la Administración local.
Mientras las pruebas se incrementaron, la tasa de positividad se estancó.
Según las cifras oficiales, en mayo y junio, época considerada la más crítica hasta ahora, la tasa de positividad superaba el 50 por ciento en promedio para enfermos con síntomas y alrededor de 6 por ciento en asintomáticos.
Hasta el 10 de diciembre se reportaba una tasa de positividad de 23 por ciento, de un acumulado de 680 mil 399 pruebas PCR. Así como 161 mil 57 pruebas rápidas, con una positividad del 21.4 por ciento.